•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió ayer un 0.39% y cerró en US$66.36 el barril, en medio de informes que anticipan para este año un aumento en la oferta de crudo mayor que en la demanda.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en julio subieron 26 centavos con respecto a la sesión anterior.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en su informe mensual, anunció ayer que la oferta de crudo crecerá este año más que la demanda, a pesar que prevé que se cierre 2018 con un consumo promedio de 98.85 millones de barriles de petróleo al día.

Esa demanda mundial representa un 1.75 % más que el año pasado.

La OPEP calcula que cerrará el año con una disminución del 1 % en su producción respecto a los niveles de 2017, pero cree que la de los países fuera de la organización crecerá un 3.09 %.

De cualquier forma, el mercado está pendiente de la reunión semestral que tendrá la OPEP en Viena el 22 y 23 de junio, en la que se revisarán los niveles de producción.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en julio bajaron 1.5 centavos, hasta US$2.09 el galón, mientras que los de gas natural con vencimiento el mismo mes cedieron 1 centavo, hasta US$2.94 por cada mil pies cúbicos. 

En Londres, el lbarril de petróleo Brent para entrega en agosto cerró ayer en el mercado de futuros de Londres en US$75.86, un 0.82 % menos que al cierre de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 0.63 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en US$76.49.