•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La huelga general en Argentina provocó que los comercios argentinos perdieran ayer un 50% del volumen normal de venta respecto a un lunes común. 

Fueron 354 millones de dólares de facturación menos, informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). 

La CAME indicó en un comunicado que el 75% de los comercios del país abrió con normalidad durante el mayor paro desde que el presidente Mauricio Macri asumió el cargo, pero valoró de manera negativa las pérdidas por la “situación delicada del comercio” en las pymes. 

“La pérdida es muy fuerte porque ocurre en un contexto de caída en las ventas. Para muchos de los comerciantes consultados, especialmente en rubros como bares, restaurantes, indumentaria, calzados, difícilmente las ventas que se perdieron ayer se recuperen en otros días de la semana”, recalcaron desde la confederación de medianos empresarios.

Al consultar a los comerciantes que abrieron, los propios dueños de los locales atendieron las tiendas a pesar de saber que las ventas iban a caer por “la falta de movimiento de gente en las calles”. 

En la ciudad de Buenos Aires, el porcentaje de locales abiertos fue del 70%, con mayor apertura en los barrios y más cierres en el centro de la capital. 

Todos los transportes públicos (con la excepción de algunos servicios de taxi), los centros educativos públicos y los bancos fueron parte de los sectores que pararon ayer en toda Argentina. 

La Confederación General del Trabajo de Argentina (CGT), la mayor central sindical argentina, convocó el paro, al que se adhirieron otras organizaciones como la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y su escisión, la CTA-Autónoma. 

Mediante la huelga, protestaron por la política económica del gobierno de Macri, que acudió al Fondo Monetario Internacional para pedir créditos por 50,000 millones de dólares con condiciones exigentes para el país austral. 

Además, Argentina experimenta desde hace meses una continua devaluación del peso frente al dólar estadounidense y la inflación acumulada en los primeros cinco meses del año fue del 11.9%.