•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La administración del presidente Donald Trump planea medidas para impedir que empresas chinas compren firmas tecnológicas estadounidenses y para bloquear nuevas exportaciones de tecnología al gigante asiático, según publica The Wall Street Journal.

El diario, que cita fuentes familiarizadas con esos planes, señala que ambas iniciativas comerciales buscan frenar las aspiraciones de China de ser un líder global en 10 áreas tecnológicas, como recoge su programa de modernización «Made in China 2025». 

De acuerdo con la edición impresa, el Departamento del Tesoro pretende prohibir a empresas con al menos un 25% de propiedad china que compren firmas estadounidenses involucradas en “tecnología industrialmente relevante”, aunque ese límite porcentual podría “acabar siendo más bajo”. 

Además, aunque su propiedad china sea menor al 25%, esas compañías pueden estar sujetas a restricciones si el Gobierno decide que sus inversores podrían obtener tecnología estadounidense mediante posiciones en el consejo de administración, acuerdos de licencias u otras medidas.

Paralelamente, el Consejo de Seguridad Nacional y el Departamento de Comercio están diseñando unos controles “reforzados” a las exportaciones con el objetivo de impedir que esa tecnología llegue a China, agrega el medio. 

El WSJ prevé que esas iniciativas sean anunciadas por la Administración Trump al final de esta semana, pero destaca que aún no son definitivas, ya que según las fuentes, antes de entrar en efecto, “la industria de EE. UU. tendría la oportunidad de comentar”. 

Protección

En declaraciones al diario este domingo, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, recalcó que el presidente Donald Trump “ha dejado claro su deseo de proteger la tecnología estadounidense”.

“Todas las posibilidades que protejan mejor la tecnología estadounidense, incluyendo cambios potenciales a los controles a las exportaciones, están bajo revisión”, añadió. 

Aunque esas medidas “gemelas” no estarían dirigidas a desmantelar acuerdos existentes, sí se impediría a los negocios emprendidos en conjunto entre EE. UU. y China hacer nuevas inversiones en tecnología nacional “avanzada” debido a la influencia china, añade el WSJ.     

No obstante, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, afirmó este lunes en Twitter, y “en representación” del presidente Trump, que las historias publicadas sobre esas restricciones a la inversión china “son noticias falsas”. 

“Quien lo filtró, o bien, no existe o bien no conoce muy bien el tema. Se publicará una declaración no específica a China, sino a todos los países que intentan robar nuestra tecnología”, insistió.