•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Verónica (así dijo que la llamáramos en este artículo) no tiene ingresos económicos desde abril pasado, cuando inició la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua.

Se dedica desde hace más de cuatro años a la venta de vehículos en una empresa, en Managua, pero su salario siempre ha dependido en un 100% de las comisiones que obtiene por las ventas que logra a lo largo del mes. “En el caso mío, yo no tengo ingresos del todo desde abril”, refirió ayer la comisionista.

Como ella, muchos trabajadores que se dedican a las ventas en diferentes empresas del país y ganan por comisión están sufriendo una merma considerable en sus ingresos y afectaciones en su calidad de vida, de acuerdo con una especialista en recursos humanos.

Róger Ignacio Suárez, quien trabaja para una empresa que vende repuestos para motocicletas en Managua, expresó que el mes pasado sus ingresos por comisión de ventas se redujeron en un 50%.

Explicó que la empresa distribuye repuestos, como llantas, baterías, neumáticos, entre otros, a negocios de Managua y de los departamentos, pero que debido a la crisis sociopolítica del país se han reducido las ventas.

“Mis clientes tienen miedo de invertir mucho en repuestos. Antes compraban para todo el mes, tenían los repuestos en tienda y lo movían en todo el mes. Hoy solo están comprando lo que van a usar en el día; y a los clientes en los departamentos no se les puede enviar con normalidad los productos”, indicó el comisionista.

Suárez contó que otros trabajadores de esa empresa están pasando por esa misma situación. “Tengo dos colegas aquí en la empresa que están más afectados que yo, porque atienden la parte norte y central del país, y ahorita no estamos enviando lotes de repuestos, no estan vendiendo nada, por lo tanto solo su básico están obteniendo”, aseveró.

Nivel de vida afectado

Tayra Palacios, especialista en Recursos Humanos, explica que las comisiones que recibe un trabajador forman parte del salario devengado. “Este tipo de remuneración es utilizada para incentivar a los trabajadores, ya que con esto él o ella incrementan sus ingresos”, indicó.

La crisis política golpea al sector comercial del país.

En ese sentido, Palacios considera que la situación que enfrenta el país está afectando “grandemente” a los trabajadores que obtienen ese beneficio.

La especialista explicó que “con estos ingresos los individuos podían mantener cierto estilo de vida para él y su familia, (pero) al mermar los ingresos por la falta de comisiones por ende afectará la vida no solo del trabajador sino de las personas que dependen de él. Las circunstancias traerán inestabilidad en el trabajador, en la familia, en los compromisos de pagos, adquisiciones futuras para su hogar y emocionalmente”.

En Nicaragua existen comisiones para los trabajadores por resultados en las ventas y por recuperación de cartera. De acuerdo con Tayra Palacios, hay trabajadores que sus ingresos dependen totalmente de sus comisiones. 

En otros casos, como el del joven Róger Ignacio Suárez, el salario básico es bajo, y los ingresos por comisiones son mayores.

“En estos momentos muchas empresas no están funcionando en un 100% de su operatividad y por ende no están vendiendo lo mismo. Esto quiere decir que ni los vendedores están trabajando en un 100% por la crisis que vive el país. Muchos trabajadores se han enviado de vacaciones y esto afecta a un trabajador comisionista porque no percibe los mismos ingresos”, sostuvo Palacios.

Empresas despliegan estrategias

Según Palacios, cada empresa toma sus medidas para tratar de no afectar a los trabajadores, pero dependerá mucho de la condición económica en que se encuentran. “Cada empresa hace sus proyecciones y sabe hasta dónde puede llegar en tratar de mantener a su personal. Un tipo de medida puede ser rotar al personal a que trabaje por tiempos para que todos puedan percibir ingresos. Lógicamente no serán iguales a lo que perciben habitualmente, pero sería más drástico que quedaran sin trabajo”, explicó.

Miles de personas se dedican a las ventas y recuperación de cartera por comisión en el país.

Aurora Gurdián, gerente general de Aurora Bienes Raíces Nicaragua, refirió la semana pasada a El Nuevo Diario que los trabajadores de ese sector son de los más afectados por la crisis. “Las empresas de bienes raíces trabajamos con comisiones. Si ellos (trabajadores) no rentan o no venden, no tienen o se les reducen sus ingresos. En el momento en que se baja la demanda, ya sea para venta o renta, o bajen los precios, se afecta los ingresos de los agentes”, expresó.