•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los flujos de remesas a Nicaragua totalizaron, entre enero y mayo de este año, US$609.4 millones, 10.2% más que los ingresos del mismo período de 2017, cuando se logró US$552.9 millones, de acuerdo a la actualización de las estadísticas mensuales correspondientes a mayo de este año, publicadas ayer por el Banco Central de Nicaragua.

“En el período enero-mayo de 2018, las remesas recibidas por la economía nicaragüense acumularon 609.4 millones de dólares, reflejando un crecimiento de 10.2% con respecto al mismo período de 2017”, reza la nota de prensa.

Solamente en mayo, Nicaragua percibió US$127.1millones; en relación al mismo mes de 2017, estos fondos crecieron 4.9%.

“De acuerdo con los datos mensuales publicados, las remesas sumaron US$127.1 millones en mayo (US$121.2 millones en mayo 2017), lo cual significó una variación interanual de 4.9%”, indica el BCN.

Más de la mitad (55% del total) de las remesas provinieron de Estados Unidos, un 19.6% de Costa Rica y 11% de España. Estos tres países engloban el 85.6% del total. 

Más transacciones

El número de transacciones totales registradas al mes de mayo creció 9.3%, con respecto al mismo período de 2017.

Las remesas podrían  ascender a US$1,530 millones al cierre de este año, en términos relativos, esto significaría una mejora de US$48 millones, según los datos brindados por el presidente del BCN, Ovidio Reyes, este miércoles. Este incremento, afirma Reyes, pude estar influenciado por la situación actual que atraviesa Nicaragua.

“No obstante, las remesas creemos que van a aumentar en unos 48 millones de dólares y que el país podría finalizar con unos 1,530 millones de dólares de remesas familiares. Estas han venido incrementándose a raíz de los problemas observados, lo más probable es como resultado de las familias que están compensando por la situación nacional.”