•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió ayer un 0.27% y cerró en US$74.14 el barril, en una jornada en la que alcanzó un máximo no visto desde 2014.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en agosto sumaron 20 centavos dólares respecto a la sesión anterior.

La cotización del crudo se disparó ante noticias de que Libia interrumpió por “fuerza mayor” las exportaciones de crudo, ya que los puertos de Zueitina y Hariga están controlados por el mariscal Jalifa Hafter.

También entró en un bache la producción de la canadiense Syncrude debido a problemas técnicos en sus instalaciones.

Esto llevó al petróleo de referencia en Estados Unidos a alcanzar durante la sesión los US$75 dólares por barril, un nivel al que no había llegado desde noviembre de 2014, según recordaron analistas, aunque después descendió.

En medio de la preocupación del mercado, el Consejo de Ministros de Arabia Saudí se mostró dispuesto ayer a elevar el bombeo de crudo en caso de que sea necesario para hacer frente a “cambios futuros en la oferta y demanda”, en coordinación con otros países productores.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en agosto, el nuevo mes de referencia, ganaron un centavo hasta US$2.11 el galón, mientras que los de gas natural, también con vencimiento en agosto, avanzaron cerca de un centavo, hasta US$2.87 por cada mil pies cúbicos. 

El brent sube a us$77.80

En Londres, el barril de petróleo Brent para entrega en septiembre cerró ayeren el mercado de futuros en US$77.80, un 0.60% más que al cierre de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la jornada en el International Exchange Futures con un incremento de 0.47 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en US$77.33.