• |
  • |
  • END

A pesar de que muchas personas han decidido posponer sus viajes al Continente americano como una forma de evitar el posible contagio de la influenza humana, hasta el momento el sector turismo de nuestro país no se ha visto afectado ante tales medidas, ya que aún no se ha registrado ningún caso de la enfermedad.

Miguel Romero, Director de la Cámara Nacional de Turismo, Canatur, dijo que no es probable que Centroamérica sienta el impacto de las cancelaciones de viajes o de una disminución en la actividad turística, ya que a nivel regional se están tomando las medidas sanitarias necesarias para lograr evitar los contagios y sobre todo no crear pánico a nivel de los viajeros.

“La verdad es que hasta la fecha, inspiramos la confianza de los turistas por no presentar ningún caso de la gripe, y algunos cruceros que iban a desembarcar en México, por seguridad decidieron evitar las costas del país azteca, llegando a desembarcar en Corinto”, aseguró Romero.

De igual forma el representante de Canatur, explicó que a este período del año corresponde la temporada baja y más aún cuando se compara con el mes de diciembre y Semana Santa, que son las épocas donde el flujo migratorio tiene un repunte en las estadísticas.

Aseguran normal desarrollo

Por su parte, Claudia Obregón, Vocera de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Industria Turística, Canatur, expresó que todos los miembros del sector están trabajando para asegurar el normal desarrollo de las actividades.

“Los hoteles, casinos, touroperadoras, salas de diversión, restaurantes y empresas de transporte, están tomando las medidas pertinentes orientadas por el Ministerio de Salud, para resguardar la seguridad sanitaria de los clientes y que todo el sistema siga funcionando”, dijo Obregón.

También hizo énfasis en la importancia de que hasta el momento no se haya reportado alguna persona infectada con el virus H1N1, ya que esto representa una “ventaja” en relación a los otros países de la región, donde al presentarse casos de la enfermedad sí es probable que los índices de visitantes extranjeros disminuyan.

“No creemos que el sector se vea golpeado, porque se ha manejado bastante bien la información que asegura a los turistas que aquí no hay casos de la enfermedad”, refirió.

Según las proyecciones realizadas por el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, a pesar de que el año pasado el sector obtuvo un 7.2 por ciento de crecimiento, en este 2009 se espera llegar a un cinco o seis por ciento, reconociendo el difícil panorama económico mundial que se vislumbra.

La Organización Mundial de Turismo tiene proyectado un crecimiento mundial en esta rama del 0 al 2%, por lo que una disminución del flujo turístico provocado por el temor a la influenza humana, puede llegar a reducir estos indicativos.