•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sector ferretero de Nicaragua registra una disminución de hasta 50% de las ventas e importaciones por la crisis sociopolítica en el país iniciada el 18 de abril.

El presidente de la Asociación de Ferreteros de Nicaragua (Afenic), Edgar Lugo, señaló que en abril este sector operó con bastante normalidad y empezó a presentar problemas en el mes de mayo que se acentuaron en junio.

“Las importaciones de abril no tuvieron problemas, pero si no vendiste en estos meses las importaciones se empezarán a bajar en mayo, junio, julio y agosto”, dijo.

Lugo explicó que las importaciones ferreteras han bajado con relación a las ventas. “Vos importás antes y vendés después, las importaciones estarán afectadas este mes. Montos, es difícil manejar con precisión ahora, pero hay ferreteros a los que se les han bajado entre 50% y más las ventas y eso es serio”, explicó.

Opinó que si la situación sociopolítica del país no se compone pronto, será difícil levantar las ventas. El mes de mayo fue malo en ventas e importaciones, pero junio fue peor. “En julio, a pesar de que se han quitado algunos tranques (en las carreteras), no ha sido un mes que ha comenzado bueno”, agregó.

Menos personal

La empresaria Regina Vargas, gerente de dos ferreterías en Managua, señaló que desde el inicio de la crisis que vive el país las ventas han disminuido considerablemente, por lo que se encuentra operando con el inventario que tenía desde hace un mes y descarta hacer más compras por la incertidumbre.

“Las ventas han bajado 60% en ambos negocios, empleamos a 14 personas y hemos suspendido a la mitad; sin embargo, si la situación no mejora nos veremos obligados a despedir; hemos hecho un esfuerzo para no despedir, pero las ventas van en caída”, expresó Vargas.

Funides manifestó que existe un buen número de empresas de la construcción que ya están reduciendo personal, mientras que la demanda por vivienda se ha reducido.

Los materiales de construcción y las pinturas son los que menos venden por el estancamiento de las construcciones.

El presidente de Afenic dijo que las construcciones aprobadas seguirán su curso, pero muchas personas han parado los planes de construcción, una situación que se comenzará a ver con fuerza en el mes de julio.

“Nadie va a construir un centro comercial, un hotel o módulos para renta; esas decisiones afectarán al sector construcción y obviamente a los ferreteros”, comentó.

“Es muy difícil predecir, si esta situación se mantiene es difícil que las importaciones se mantengan; nosotros tenemos registrados más de 1,000 ferreteros, pero los ferreteros que más han sufrido son los ferreteros que venden a muchos departamentos, hay casos en los que solo han vendido 30% de lo que vendían”, afirmó el dirigente.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) indicó que los sectores más afectados por la crisis del país son el comercio, servicios de alojamiento y restaurante, productos textiles, de cuero y calzado, servicios de construcción, servicios de intermediación financiera y conexos y productos agropecuarios.

En el caso del sector construcción, Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides, manifestó que un buen número de empresas ya está reduciendo personal, mientras la demanda de viviendas se ha reducido.

Precios aumentan

Según el Banco Central de Nicaragua (BCN), los precios de los materiales de construcción experimentaron en mayo de 2018 el aumento interanual más alto en el último año, al llegar a 9.2% de crecimiento en relación al mismo período de 2017.

En términos acumulados, los precios de los materiales de construcción mejoraron 5%. “Los resultados muestran que el IPMC registró un crecimiento interanual de 9.1% con relación a mayo del año anterior (8.2% abril 2018 y 1.3% mayo 2017)”.

Desde que inició 2018, los materiales de construcción han mostrado incrementos interanuales más notorios que los de 2017 y muestran una tendencia al alza. En los primeros cinco meses del año pasado las tasas de crecimiento no superaban el 1.3%, y en lo que va de este año los incrementos oscilan entre el 5.2% y el 9.1%, indica el BCN.

De los cinco capítulos que conforman el IPMC: maderas y techos; cemento y derivados; electricidad e iluminación; metales y derivados, y sanitarios y pisos, los de mayor incremento fueron los metales y derivados con 14.8%. Esta evolución es congruente con los incrementos registrados en los meses previos, a excepción de enero cuando mostró una mejora del 6.6%.