•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El número de trabajadores afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) bajó el 7,2 por ciento desde junio de 2017 hasta mayo pasado, informó ayer el Banco Central.

Los registros administrativos indican que en mayo pasado la afiliación al INSS se ubicó en 853.396 trabajadores, un 27,3 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) y un 13,5 por ciento de la población total del país, estimada en 6,3 millones de habitantes, indicó el banco emisor del Estado en un informe.

Esa cantidad de asegurados es también inferior a los 921.328 trabajadores inscritos en la Seguridad Social hasta noviembre de 2017, cuando registró su pico más alto.

Son 853 mil afiliados los que tiene el INSS. Archivo/END

Desde entonces se registran 67.932 asegurados menos, según esos datos.

En términos interanuales, la mayoría de las actividades registraron bajas, exceptuando las actividades: electricidad, gas y agua; e industria manufacturera, que experimentaron incrementos de 5,7 y 3 por ciento, respectivamente, detalló la entidad.

En tanto, el salario promedio nominal mensual de los afiliados se ubicó en 10.704 córdobas (unos 339 dólares) en mayo pasado, un 8,8 por ciento más que el sueldo promedio del mismo mes de un año antes, según el informe.

No obstante, el empleo informal en Nicaragua, con bajos salarios y sin acceso a la seguridad social, continúa siendo superior al 70 por ciento, de acuerdo con estudios de organismos de políticas públicas y de economistas independientes.