•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre diciembre de 2017 y mayo de 2018, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) registró 60,401 afiliados menos.

Es decir, que la afiliación al INSS registró un retroceso de 6.6%, en ese período al pasar de 913,797 empleos registrados en diciembre 2017, a 853,396 en mayo de este año, como lo dio a conocer recientemente el Banco Central de Nicaragua (BCN).

De esa baja en el empleo formal, el 71.97% (43,473 afiliados) se perdieron entre marzo y mayo de este año.

Los empleos formales perdidos entre abril y mayo ascendieron a 25,104, lo que se traduce a una baja  porcentual de 2.86%, pues de  878,500 empleos formales con los que cerró la economía nicaragüense en abril, en mayo bajó hasta quedar en 853,396 empleos.

Desde diciembre hasta mayo, mensualmente los afiliados al INSS ha mostrado reducciones, las más severas, se presentaron después de que estalló la crisis sociopolítica que afecta a Nicaragua desde el pasado 18 de abril. Previo a la crisis los decrecimientos mensuales en el empleo formal eran menores al 1%. En abril la reducción ya punteaba encima del 2% (2.05%) en mayo alcanzó 2.86%.

Lea además: ​Policía Nacional afirma que garantizará seguridad durante marcha de hoy

“Los registros administrativos del INSS indican que en mayo la cantidad de asegurados se ubicó en 853,396 trabajadores, mostrando una caída de 7.2 por ciento con respecto al mes de mayo del año pasado”, precisa el BCN

Sectores

El comercio perdió 36,370 empleos entre diciembre y mayo, lo que se traduce en una baja del 19.7%, esta cifra lo convierte en el sector con mayor pérdida de mano de obra, de acuerdo a las estadísticas expuestas por el BCN.

En diciembre, el sector comercial empleaba a unas 184,966 personas, mientras que en mayo de este año solo 148,596 se desempeñaron laboralmente en este sector.

En el sector financiero las bajas laborales se ubicaron en 4,133. EFE\END

Unas 7,853 personas que se encontraban empleadas en el sector agropecuario, silvicultura, caza y pesca perdieron sus puestos de trabajo entre diciembre y mayo al pasar de 83,137 a 75,284 colaboradores. 

Por su parte la industria manufacturera pasó de emplear a 166,594 personas en diciembre 2017 a 172,218 en mayo de este año, es decir 5,624 empleos menos. 

Unos  12,973 colaboradores del sector servicios comunales, sociales y personales dejaron de laborar entre  diciembre y mayo. De los 303,926 colaboradores a inicio del período analizado, en mayo solo se contabilizaron 290,953.

En el sector financiero las bajas laborales se ubicaron en 4,133.  En el resto de sectores el descenso de los empleos oscila entre los 2,000 y 2,500 empleos.  En las actividades de minas y canteras solo se cuantifica una baja de 23 colaboradores y en electricidad, gas y agua la reducción fue de 124 puestos laborales.