•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La crisis política que enfrenta Nicaragua desde el 18 de abril ha provocado la suspensión de inversiones en la industria textil, equivalentes a US$30 millones y hasta US$40 millones, confirmó el director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de la Confección (Anitec), Dean García.

“El sector de zona franca no es ajeno a la crisis que estamos viviendo, impacta a las empresas del régimen general y también al régimen de zona franca, pero hay que entender y comprender cómo es el régimen de trabajo en nuestras empresas”, dijo García.

Las inversiones paralizadas estaban programadas para los meses de abril, mayo y junio, y su recuperación depende de que termine la crisis y el país recupere la “calma total”, explicó.

Por ese motivo, las exportaciones de ese sector industrial han bajado el ritmo de crecimiento de 15% a 8%. “Nos ha afectado la crisis; sin embargo, las empresas en la relación con sus clientes son bastantes creativas para no tener que cancelar los contratos”, indicó García.

Dean García, director ejecutivo de ANITEC. Archivo\END

Los retratos

“Nosotros no vendemos en el mercado local, exportamos a un cliente que me dice: te pongo un contrato de tantos millones de docenas de piezas, con entregas parcializadas, con fechas ya determinadas. Al no poder las empresas operar por la crisis que vive el país, las órdenes se retrasaron, otras se cancelaron, y eso es lo que ha impactado”, relató el empresario.

Indicó que la cancelación de contratos significa que estos son otorgados a empresas de otros países, mientras que la fábrica que dependía de estos se ve obligada a cerrar “porque ya no tienen quien le compre”.

“Lo que se ha hecho es que las órdenes que debían entregarse en los meses donde la crisis estaba más álgida, se reorientaron a otros países; y para los meses consiguientes, se espera que la situación mejore, y por ese factor es que en el sector no ha habido empresas cerradas, o que hayan abandonado el país; y no ha habido despidos masivos. No hay despidos por la crisis, las empresas se han mantenido”, expuso Dean García.

Son neutrales

El Banco Central de Nicaragua registra que la zona franca industrial empleaba hasta marzo de este año a 119,810 personas, y las exportaciones al mes de abril sumaban US$250.9 millones.

El representante de Anitec espera que la crisis política del país sea superada pronto. Sobre el apoyo a los paros nacionales convocados en dos ocasiones por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, manifestó que las empresas de zona franca se mantienen neutrales porque son inversiones extranjeras.

“No podemos decir apoyo o no apoyo; el sector de zona franca se ha mantenido neutral, hay que entender que estas son inversiones extranjeras, que no pueden inmiscuirse en la situación interna de los países donde están invirtiendo. Por lo tanto, la posición de nosotros es neutral”, aclaró.

Las inversiones paralizadas estaban programadas para los meses de abril, mayo y junio. Archivo\END

“Lo único que decimos es que el diálogo es la solución para los problemas de Nicaragua”, añadió.

En 2017, las exportaciones de zona franca alcanzaron US$2,638.1 millones, cifra superior en 1.0% a lo exportado en 2016. Según el Banco Central de Nicaragua, este desempeño fue impulsado principalmente por las exportaciones de textiles (US$1,524.0 millones) y tabaco (US$201.9 millones), las que en conjunto crecieron 4.5% y representaron 65.4% del total exportado bajo ese régimen.