•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sectores económicos y sociales de Honduras expresaron este sábado su apoyo a un nuevo intento de diálogo que permita al Gobierno y a los transportistas lograr un acuerdo “ganar-ganar” en beneficio de la población.

Funcionarios hondureños se reunieron en la sede de la Casa Presidencial, con representantes de sectores económicos y sociales para conversar sobre la demanda de los transportistas, que exigen al Gobierno una rebaja de 82 centavos de dólar a los combustibles.

En el encuentro participaron los ministros de la Presidencia, Ebal Díaz; de Finanzas, Rocío Tabora; de Desarrollo Económico, Arnaldo Castillo; de Agricultura y Ganadería, Mauricio Guevara, y el viceministro de Desarrollo e Inclusión Social, Miguel Zúñiga.

Además, representantes de productores, cajas rurales, de la construcción, de patronatos y de organizaciones de personas con discapacidad.

Los funcionarios y los sectores sociales y económicos dialogaron sobre la importancia de alcanzar “consensos” con los transportistas del servicio urbano y de taxis para generar “un ambiente de paz y tranquilidad” en la población, indicó la Casa Presidencial en un comunicado de prensa.

Además, se busca evitar la interrupción de las actividades económicas con el paro de transportistas, que el jueves y viernes bloquearon varias calles del país causando “enormes pérdidas” a la economía hondureña.

El ministro de la Presidencia explicó que rebajar 20 lempiras (82 centavos de dólar) al galón (3.8 litros) de combustible, como exigen los transportistas, significaría que el Gobierno dejaría de recibir más de 13,000 millones de lempiras (unos 571.6 millones de dólares).

“Ese recorte en los ingresos se traduciría en bajar los presupuestos en ejecución y cobertura para los programas sociales que abarca el paraguas de Vida Mejor”, añadió el funcionario.

Estabilidad y paz

Los representantes de los sectores económicos y sociales pidieron al Gobierno y a los transportistas retomar las mesas de diálogo para alcanzar acuerdos que permitan “ganar-ganar” a ambas partes.

Esos acuerdos permitirían, además, la estabilidad económica de la población en “un ambiente de paz y tranquilidad, sin entorpecer la libre movilización de las personas con paros de carreteras de parte de transportistas”, añade el boletín de la Casa Presidencial.

Los empresarios hondureños están “muy positivos” en que el Gobierno y los transportistas del servicio urbano y de taxis alcanzarán un acuerdo en las próximas horas y espera que el mismo contribuya “en forma objetiva y positiva a la solución de este tema en beneficio de las grandes mayorías”, añadió Urtecho.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) conversaron por teléfono con el presidente del Consejo Nacional del Transporte, Marvin Galo, quien les expresó “la imposibilidad” de asistir a una reunión al principal gremio empresarial para exponer la postura del sector a la problemática, precisó el director del Cohep.

El Cohep manifestó a Galo “su preocupación por la falta de acuerdos con el Gobierno de la República” y le expuso los “daños económicos que se ocasionan a la economía nacional derivado de los paros del sector transporte”.

“Consideramos que ha sido una conversación sincera y constructiva y confiamos en que existe una buena voluntad del sector transporte en continuar dialogando para encontrar una pronta solución a la problemática”, añade el boletín de los empresarios.