•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió ayer un 0.9% y cerró en US$68.52 el barril, tras una jornada en la que se ha disipado cierto temor por las tensiones geopolíticas y comerciales de EE. UU.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en septiembre subieron 63 centavos respecto a la sesión anterior.

Los mercados parecían aliviados este martes ante la ausencia de referencias de Washington a Teherán, después de que este lunes el presidente Donald Trump advirtiera a su homólogo iraní, Hasan Rohaní, de “consecuencias históricas” si amenazaba al país.

Las tensiones geopolíticas en el Medio Oriente preocupan a los inversores, que intentan valorar el riesgo en la producción iraní ante las sanciones de EE. UU., aunque la decisión de los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de aumentar su producción ha presionado a la baja de los precios.

Roces con aliados

Por otra parte, la escalada de tensiones comerciales de EE. UU. con algunos socios genera temor sobre un posible freno al crecimiento económico global, pero esas inquietudes quedaron también a un lado ayer.

Los analistas están pendientes de conocer hoy, miércoles, los datos semanales sobre las reservas de petróleo en EE. UU., y estiman una reducción tanto en crudo como en gasolina.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en agosto repuntaron menos de un centavo, hasta en US$2.09 el galón, mientras que los de gas natural, también con vencimiento en agosto, sumaron un centavo, hasta US$2.73 por cada mil pies cúbicos.