•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central de Honduras serán los anfitriones de la XV Conferencia Regional para Centroamérica, Panamá y República Dominicana que se celebrará en Tegucigalpa el 26 y 27 de julio.

Así lo informó ayer el organismo hondureño en un comunicado, en el que señala que el evento reunirá a presidentes de bancos centrales, ministros de finanzas y superintendentes del sector financiero de la región, así como funcionarios del FMI y de otros entes multilaterales.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, inaugurará la conferencia regional.

El encuentro que se celebrará en su mayoría a puerta cerrada, se centrará en “eliminación de obstáculos y la creación de oportunidades para un crecimiento sostenible, haciéndolo más inclusivo y resiliente a choques externos”, indicó el Banco Central de Honduras.

Los participantes también abordarán la experiencia y los desafíos de las “fintech” (actividades financieras basadas en la tecnología), y de la gestión de los impactos del cambio climático para la región, añadió.

La delegación del FMI estará encabezada por Mitsuhiro Furusawa, subdirector gerente de la institución, y por Alejandro Werner, que dirige las actividades y operaciones del FMI en el Departamento del Hemisferio Occidental.

La crisis nicaragüenses

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó el lunes las previsiones de crecimiento económico de Centroamérica de este año al 3.3%, seis décimas menos que lo que calculaba en abril, debido principalmente a la incertidumbre política que se vive en Nicaragua.

“La incertidumbre política en Nicaragua, y las interrupciones temporales del sector de la construcción en el peso de la demanda interna de Panamá llevan a una pequeña revisión a la baja en 2018», indicó el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, en su actualización de las perspectivas económicas regionales.

Sin embargo, el FMI sí aumentó levemente las expectativas económicas de la región para 2019 hasta el 4.1%, una décima más que lo previsto hace tres meses.

En este sentido, Werner detalló que el sólido crecimiento de Estados Unidos y las mayores remesas asociadas con la incertidumbre sobre las políticas migratorias futuras de ese país hacen que América Central y la República Dominicana sigan creciendo a buen ritmo.