•  |
  •  |
  • EFE

Los precios del petróleo cerraron al alza este jueves luego de que Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de crudo, suspendiera "temporalmente" sus envíos a través del estrecho del Mar Rojo tras un ataque de rebeldes yemeníes.

En Londres, el barril de crudo Brent del Mar del Norte para entrega en septiembre ganó 61 centavos y cerró en 74,54 dólares en la Intercontinental Exchange (ICE).

En la Bolsa de Nueva York (Nymex), un barril de crudo 'light sweet" (WTI) para el mismo vencimiento subió 38 centavos para culminar en 69,61 dólares.

"Los operadores del mercado están inquietos ante los anuncios de Ryad sobre la suspensión de sus exportaciones, que podrían desatar respuestas de sus vecinos o de Estados Unidos, afirmó John Kilduff, de la firma especializada Again Capital.

Arabia Saudita decidió suspender sus exportaciones de crudo a través del estratégico estrecho de Bab el-Mandeb, luego de que rebeldes yemeníes atacaran dos compañías sauditas en el Mar Rojo, "hasta (...) que el tráfico marítimo sea seguro", según afirmó el ministro de energía Khaled al-Faleh en un comunicado.

Arabia Saudita lidera una coalición que lucha contra los rebeldes hutíes en Yemen. Ryad acusa a Irán de proveer misiles balísticos a estos rebeldes, cosa que Teherán niega.

"Es difícil determinar qué proporción de la demanda global de petróleo se verá afectada, pues 'temporalmente' puede significar todo o nada", explicó el analista de Petromatrix Olivier Jakob.

Este anuncio de Arabia Saudita llega cuando "en la costa este del país el estrecho de Ormuz vuelve a ser noticia, pues Irán amenazó recientemente interrumpir el tráfico por el mismo en respuesta a las sanciones de Estados Unidos", señalaron analistas de Schneider Electric.

"Estos dos eventos ponen de relieve la cantidad de riesgos geopolíticos que amenazan el mercado", resaltaron.

Por otro lado, los inversionistas han visto de forma positiva la tregua entre Estados Unidos y la Unión Europea luego del encuentro de Donald Trump con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.