•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) condenó ayer la crisis que vive Nicaragua, la cual suma más de 300 muertos, y alertó que la situación afecta la economía de la región centroamericana.

“Rechazamos toda violación a los derechos humanos de los nicaragüenses, en su gran mayoría jóvenes estudiantes universitarios, quienes siguen siendo víctimas de esta oleada de violencia y represión”, destacaron los empresarios en un comunicado de prensa.

Según la UCCAEP, debido al conflicto del país vecino se han empezado a reportar desabastecimientos de algunos productos, lo que “pone en riesgo el balance comercial de la integración regional, ocasionando cuantiosas pérdidas para comerciantes e industriales”.

“En el caso del sector comercial, se reportan posibles afectaciones para más de 640,000 empleos en toda la región, mientras que el sector industrial costarricense registra pérdidas diarias en exportaciones por 2,600 millones de colones (4.5 millones de dólares)”, dijo el presidente de la Unión, Gonzalo Delgado.

Para los expertos, estas cifras se podrían multiplicar al no existir intercambios comerciales constantes entre los países, lo que conlleva a afectaciones a las empresas, colaboradores y consumidores en general.

La vía terrestre

Los empresarios destacaron que si bien se logró trabajar en un plan para implementar el tránsito de mercancías por medio de un ferri hasta El Salvador, es importante garantizar un tránsito seguro y fluido por Nicaragua vía terrestre.

“Insistimos en que se deberían tomar decisiones mucho más fuertes, pues los efectos han sido mínimos. La ola de violencia y las implicaciones de la crisis política en Nicaragua se podrían empezar a sentir con más intensidad en algunos meses”, afirmó Delgado.

Otro de los temas que es prioritario para la UCCAEP es el flujo migratorio de nicaragüenses hacia Costa Rica.

“Es una situación que esperamos se maneje de forma humanitaria y ágil, pero con los cuidados para evitar que se den problemas de seguridad internos, así como para evitar inconvenientes en los pasos fronterizos”, señaló Delgado.