•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La compra al exterior de combustibles y lubricantes en mayo se redujo 15.6% y 17.4%, respectivamente, en relación al mismo período de 2017, según las estadísticas de comercio exterior divulgadas por el Banco Central de Nicaragua (BCN). 

En el quinto mes de 2018, Nicaragua importó combustibles por un valor de US$37.78 millones, una cifra menor en relación al mismo mes del año pasado cuando la compra de este bien alcanzó US$44.73 millones. En términos acumulados (enero- mayo 2018), el país adquirió US$266.77 millones en combustibles, este monto es superior en 24.98% a lo acumulado en el mismo lapso de tiempo de 2017 (US$213.44 millones).

Durante los primeros cinco meses del año, la importación de combustibles alcanzó su máximo en abril, con US$66.46 millones, de acuerdo al BCN. El promedio mensual de estas compras alcanza US$55.35 millones.

En cuanto a los lubricantes, el BCN detalla que el país adquirió US$4.3 millones en mayo, un año atrás esas compras se ubicaban en US$5.23 millones. Mensualmente, el promedio de compra asciende a US$4.18 millones. 

De enero a mayo, las compras de lubricantes totalizaron US$20.90 millones, las mismas totalizaron US$22.42 millones en el mismo período de 2017.

En el grupo de los combustibles, el BCN especifica cinco clases: diésel, gasolina súper, gasolina regular, fuel oil, gas licuado, y gasolina de aviación; y aglomera al resto en la categoría de “otros”.

 El valor de importación de diésel en mayo ascendió a US$13.2 millones, previo a ese mes el promedio de importación era de US$27.24 millones. Entre enero y mayo, el monto de importación más alto ocurrió en abril al alcanzar US$33.25 millones. Lo acumulado en el período totalizó US$122.06 millones, según las cifras del BCN.

Igualmente las importaciones de gasolina súper alcanzaron su punto más alto en abril con US$21.84 millones, en mayo estas totalizaron US$9.85 millones. El total acumulado en el período ascendió a US$68.51 millones.

En los primeros cinco meses del año, las importaciones de gasolina regular sumaron US$21.65 millones, de estos, US$3.74 millones ingresaron en mayo. 

En mayo, el país invirtió en fuel oil, gas licuado y gasolina regular, unos US$5.91 millones, US$5.02 millones y US$0.03 millones, respectivamente. Los combustibles aglomerados en la categoría de otros totalizaron en mayo US$0.11 millones.

Incremento en la factura petrolera

Las importaciones de petróleo entre enero y mayo sumaron US$147.93 millones, de este monto US$31.54 millones. La cifra acumulada de 2018 supera a la de 2017 en 34.32%, pues de enero a mayo del año pasado las importaciones de petróleo sumaron US$110.13 millones.

“En el caso del petróleo crudo, se observó crecimiento de 32.9%, en los precios contratados a mayo y de 24.8%, para los combustibles. En tanto, los volúmenes de crudo sumaron 2,004.4 miles de barriles, superior en 1.1% a lo registrado en igual período de 2017; y los volúmenes de combustibles se incrementaron en 0.2 %, lo que significó 6,000 de barriles más que lo ingresado en 2017”, explica el BCN en relación a precios y volumen importado, en su Informe de Comercio Exterior correspondiente a mayo 2018.

La factura petrolera totalizó US$435.6 millones, lo cual representó un crecimiento de 23.7% con relación a 2017 (US$352.2 millones). El incremento de la factura derivó del “aumento en los precios de referencia del crudo WTI fue el factor que determinó este resultado”, precisa el BCN. 

Las importaciones de petróleo y derivados son de los rubros de importación que el BCN destaca en su informe, junto a los bienes de consumo y bienes intermedios.

“Las importaciones siguieron con su tendencia positiva, destacándose el crecimiento de petróleo, combustibles y lubricantes (23.7%), los bienes de consumo (5.4%), y bienes intermedios (4.8%). 

COSEP: retener insumos en Aduana es presión contra el sector privado

Desde hace más de un mes  se encuentran paralizados en Aduana insumos productivos,  informó el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), a través de un comunicado difundido ayer en sus redes sociales. 

“Desde hace más de un mes, se encuentran retenidas en Aduana materias primas, insumos, repuestos, partes y accesorios para maquinaria y productos agropecuarios, destinadas al uso de actividades agropecuarias, comerciales e industriales”, señala Cosep en el comunicado.

 El Cosep expone en su comunicado que esta anomalía refiere una medida de presión en contra del sector privado nacional,   pues está afectando el desenvolvimiento de la actividad comercial del país. 

Incumplimiento de la ley

“Esta situación, atribuida a fallos de sistema, es  un claro incumplimiento a la ley y se constituye como una medida más de presión contra el sector privado nicaragüense, desde que iniciaron las protestas cívicas en demanda de justicia y democracia en nuestro país”, refiere. 

Añade que  “a la fecha, según lo han dado a conocer los representantes gremiales empresariales, ya está afectando diferentes actividades económicas de nuestro país, productivas, comerciales e industriales”. 

Cosep advierte que, de mantenerse esta situación,  la seguridad alimentaria se pondría en riesgo, igualmente repercutiría en costos de producción y empleos. 

“De no solucionarse esta problemática por el Gobierno, se pone en riesgo la seguridad alimentaria de la población nicaragüense y se provocaría un inminente desabastecimiento y encarecimiento de los productos de la canasta básica, que afectará a la población en general. Sin obviar, que dicha situación generará un incremento en los costos de producción de toda la cadena de valor, reducirá la competitividad de la base exportable  y afectará el empleo.”