•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Dirección General de Aduanas (DGA) afirmó que no ha retenido mercancías que puedan requerirse para la actividad comercial, agropecuaria e industrial, como informó ayer en un comunicado el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

La DGA respondió en un comunicado que  es “totalmente falso que se haya retenido o se tenga retenida mercancías destinadas al uso de actividades agropecuarias, comerciales e industriales como negativamente ha difundido el Cosep”.

El comunicado de la institución gubernamental añade que a pesar de los “acontecimientos extraordinarios provocados” en el país, ha mantenido la atención de las actividades en coordinación con los sectores involucrados en el comercio exterior”.

 La DGA dice que mantuvo  de manera “ininterrumpida la atención a las operaciones de comercio exterior y de manera coordinada con transportistas, almacenistas y agentes aduaneros”.

Insiste en que los tranques que se levantaron afectó la actividad productiva y el traslado de mercancías en el país.

 “Lo que sí es cierto, irrefutable e irrebatible es lo que si sucedió con el montaje de tranques que mantuvieron por más de dos meses a más de 4,000 medios de transporte con mercancías destinadas a la actividad productiva en Nicaragua y al comercio exterior de los demás países de la región centroamericana, que fue afectado severamente”, reza el comunicado de Aduanas

Ataque a sistema informático

También afirma que el sistema informático aduanero recibió ataques cibernéticos, y a pesar de eso, “nunca hemos suspendido las comunicaciones para garantizar la digitación, liquidación, pago de tributos en línea y despacho de las declaraciones aduaneras de exportación e importación”.

Insiste que es  “totalmente falso que se haya efectuado acciones de presión contra el sector privado nicaragüense”.

La DGA sostiene que ha sostenido reuniones extraordinarias y, además, atiende las reuniones de los jueves de cada semana con los auxiliares de la función pública aduanera AFPA (Transportistas, Almacenistas y Agentes Aduaneros).

Según la versión oficial a estas reuniones se sumaron  representantes de los empresarios agremiados a la Asociación Nicaragüense de Textileras de Zona Franca, “donde manera sistemática se atiende la revisión de los procedimientos aduaneros y cualquier inconveniente extraordinario que surja en el despacho de las mercancías en las administraciones y/o delegaciones de aduana”.

Afirma que continuará revisando procesos y procedimientos internos para la reducción de requisitos y la simplificación de trámites, y espera para diciembre de  2018 contar con herramientas informáticas que simplifique las declaraciones para agilizar los procesos de exportación e importación de las materias primas que requieren la Pequeña y Mediana Empresa (pyme).

También asegura que mantiene los plazos y actividades previstos en el proceso de modernización aduanero para la ejecución del programa de integración fronteriza (PIF) en Peña Blanca, Guasaule y Las Manos de manera prioritaria.