•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Treinta y siete denuncias por invasión a propiedades agrícolas privadas ha recibido la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), las que vinculan con la crisis sociopolítica del país desde el pasado 18 de abril.

Según las denuncias, 7,358 manzanas de tierra han sido tomadas por personas armadas que agredieron e intimidaron a sus propietarios o trabajadores. De esa cantidad, 5,705 siguen en manos de los tomatierra y 1,653 han sido recuperadas por sus dueños.

Upanic informó a inicios de julio que había recibido 25 denuncias y el área total tomada ascendía a 5,550 manzanas de tierra, por lo que se han sumado 12 casos más y más de 1,800 manzanas afectadas en tres semanas.

Una de las invasiones más recientes ocurrió en Chinandega, en donde se desarrolla un proyecto agroindustrial de capital suizo que pretende consolidar el cultivo de maracuyá en el país y el procesamiento de jugos y concentrados de esa fruta para exportación.

El representante de la empresa Chinandega Maracuyá Company (Chimaco, S.A.), Juan Fernando Ramírez, dijo que llegaron tres camionetas y un camión lleno de encapuchados armados que desalojaron a los guardas de seguridad de la propiedad e instalaron champas de plástico en las tierras, sin permitir el acceso a los inversionistas.

Una de las invasiones más recientes sucedió el sábado pasado en Chinandega, en la propiedad donde se desarrolla un proyecto agroindustrial de capital suizo que busca desarrollar el cultivo de maracuyá en el país y el procesamiento de jugos y concentrados de esa fruta para exportación. Bismarck Picado\END

COSEP: “Represión dirigida”

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, considera que la invasión de propiedades es una “represión dirigida” al sector privado del país, en el contexto de la crisis sociopolítica.

Aguerri dijo, en una entrevista con un canal de televisión internacional, que uno de los puntos necesarios para resolvENDer la crisis de Nicaragua es “cesar la represión dirigida” y explicó que se refería a lo que “está pasando con las tomas de tierra que están habiendo en el país”.

Según Upanic, las invasiones se han dado en siete departamentos, pero el más afectado ha sido Chinandega. De las 37 denuncias recibidas, el 52% se ubican en ese departamento.

Además, los productores agropecuarios indican que el 30% de los casos se da en terrenos mayores de cien manzanas; el 22% en áreas de 50 a 99 manzanas; y el 48% en terrenos menores de 50 manzanas.

Salvador Baca, presidente de la Asociación de Agricultores de Chinandega (Adach), afirmó que la mayor parte de las propiedades afectadas son de uso agrícola.

De acuerdo con Upanic, un 52% del área total afectada (alrededor de 3,826 manzanas) se utiliza para la siembra de caña de azúcar, maní, café, plátano, aguacate, sorgo, entre otros. Un 36% (2,036 manzanas) es de uso pecuario, 5% (303 manzanas) de uso forestal y 4% de uso habitacional (225 manzanas).

Má denuncias 

Baca dijo que los dueños de las propiedades han puesto sus denuncias ante las autoridades correspondientes; en algunos casos han obtenido respuesta, pero en la mayoría no.

Señaló que las tomas de tierra están creando un clima de inseguridad para los productores, los que podrían detener sus inversiones en el presente ciclo productivo.

Las invasiones afectan la producción por "el clima de inseguridad en la tenencia de la tierra, porque en agricultura el productor también invierte, sobre todo, cuando los cultivos son anuales; hay inversión grande y con un clima de inseguridad el productor invierte con temor”, comentó Baca.