•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más del 70% de los establecimientos del sector comercio han sido afectados por la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde hace más de tres meses, la cual ha dejado más de 300 muertos, decenas de heridos y detenidos.

Según representantes del sector, durante el tiempo de crisis han dejado de percibir más de US$1,000 millones de dólares, principalmente en el área de servicios.

Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), admitió que las pequeñas y medianas empresas han sido las más golpeadas con esta situación.

“En pérdidas, en término de consumo, llevamos unos 1,100 millones de dólares de momento, que es un 70% (del sector) afectado”, dijo Mayorga.

Ese monto supera las estimaciones  de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), que hasta junio las estimaba en US$509.3 millones para comercio, US$159.3 millones  en pérdidas para alojamiento, servicios de suministro de comida y bebidas.

Mayorga apuntó que en “la parte de  servicio nos afecta fuerte, lo que es alimentos y bebidas, pero también en la parte de consumo en general”.

Las afectaciones para el comercio equivalen a casi el 50% del total de la meta que pretendía alcanzar el sector comercio en ventas 2018. A inicio de año, la CCSN proyectó US$2,300 millones, es decir 6.9% más que los US$2,184 millones que alcanzó en 2017.

END

Proyecciones encontradas

Mientras que el Banco Central de Nicaragua proyectaba el crecimiento del 5%, fuentes ligadas a la CCSN apuntan que para este año ese sector caerá en 5.6%.

Mayorga aseveró que “la parte turística se afectó totalmente”, impactando así la ocupación hotelera y la demanda de restaurantes. 

Para este año se estimaba un crecimiento del 5.3%, según las Proyecciones Macroeconómicas 2017-2018.

El reporte de Funides, “Impacto económico de los conflictos sociales en Nicaragua 2018”, señaló que en caso de que  no haya voluntad política por parte del Gobierno para buscar una salida negociada a la crisis actual y se prolonga e intensifica por el resto del año, “la tasa de crecimiento de la actividad económica del 2018 se contraería a 5.6% en comparación con el 2017, lo que representa una pérdida de US$1,400 millones en valor agregado”.

Durante una entrevista a un medio de comunicación internacional, el  presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, declaró que casi todas las actividades económicas están afectadas, excepto la agrícola.

“No hay inversión llegando al país por la inseguridad, no hay turismo, como bien se decía, se ha caído el consumo prácticamente en un 70%, estamos hablando que el sector comercio tiene más de mil millones de dólares  en pérdidas, estamos hablando en afectaciones en exportaciones, estamos hablando de una afectación económica que es  producto de la crisis y que está provocando pérdidas de miles de empleo y  no solo en Nicaragua, sino también en el ámbito centroamericano”, expresó Aguerri.

Más remesas pero menos consumo

El Banco Central de Nicaragua registra que, entre abril y junio de este año, el aporte de las remesas aumentó en 9%. En ese segundo trimestre, el país percibió US$371.2 millones, superando los US$341.2 millones en el mismo período de 2017.

Según Mayorga, previo a esta crisis los nicaragüenses que percibían remesas destinaban el 70% de estas al consumo, pero hace tres meses ese comportamiento se revirtió.