•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe del Gabinete de ministros de Argentina, Marcos Peña, negó hoy que el país atraviese una "crisis estructural" y destacó el aumento de las exportaciones y el fortalecimiento de sectores económicos que, según dijo, permanecieron "estancados" durante años.

"De lo que estamos absolutamente convencidos es que tampoco las cosas están tan mal como están diciendo algunos", aseguró el funcionario, al brindar ante la Cámara de Diputados su informe de gestión.

En ese sentido, insistió en que "no es cierto" lo que se está repitiendo sobre destrucción de empleo y pérdida de poder adquisitivo en el país austral ni que "no existan inversiones" porque estas crecieron un 11 % en 2017, "su mejor año desde 2011".

Lea además: Macri asume que la inflación de 2018 en Argentina será de "alrededor del 30%"

Además, aseguró que se anunciaron "inversiones muy importantes" en distintos sectores: más de 46.000 millones de dólares en petróleo y gas, 12.000 millones en generación y distribución de energía y 10.000 millones en minería, entre otros.

Marcos Peña, jefe del Gabinete de ministros de ArgentinaPeña afirmó que el incremento de las exportaciones ha permitido crear 14.000 puestos de trabajo directo, algo que, en su opinión, es posible porque los productos argentinos "están volviendo al mundo".

"Nueces pecán, mandarinas, miel volvieron a entrar a Brasil después de mucho tiempo, limones a Estados Unidos después de 18 años, volvimos a mandar trigo a México y, la semana pasada, la carne de la Patagonia llegó a Japón, uno de los mercados más exigentes del mundo", apuntó.

También: Argentina, Colombia y México, líderes de la banca inteligente

En esa línea, hizo hincapié en que se están "fortaleciendo" sectores económicos "que habían estado estancados durante mucho tiempo" y se están tomando medidas "que van a cambiar la Argentina para siempre".

"No es cierto que estemos ante una crisis estructural, como otras que existieron en nuestra historia argentina", aseveró el jefe de Gabinete.

Sin embargo, admitió las "dificultades" que atraviesa el país suramericano en la actualidad, en especial tras la reciente crisis cambiaria que provocó una fuerte devaluación de la moneda local.

Le puede interesar: Docentes de Argentina inician huelga de 48 horas por bajos sueldos

"Reaccionamos" y, para "evitar los errores del pasado (...), salimos de esa desestabilidad cambiaria con las mismas reglas de juego con las que entramos", insistió Peña, quien también afirmó que el Gobierno supo reaccionar antes de que fuese tarde y se generara una crisis "mucho más profunda", pidiendo ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para él, gracias a la confianza "prácticamente unánime" que existe en el mundo hacia el presidente Mauricio Macri y su "rumbo económico", en un tiempo "récord", el Gobierno logró un acuerdo con esa entidad "que va a permitir ayudar a reducir esa vulnerabilidad externa".

Asimismo, admitió que tras un primer cuatrimestre muy positivo, a partir de mayo, el crecimiento "se desacelera o en algunos casos se transforma en caídas, afectando también, por supuesto, lo que es la creación de empleo".