•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua invirtió unos US$165 millones en la importación de bienes intermedios en mayo de este año, según el informe de comercio exterior del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Aunque el gasto total en las importaciones de esos bienes aumentó un 7%, en relación con el mismo mes de 2017, unos 47 productos de los 87 identificados por el BCN en esa categoría experimentaron bajas en el valor importado en mayo de este año.

De acuerdo con la clasificación del BCN, los bienes intermedios son los que “utilizan las empresas como materia prima para la fabricación de sus productos finales. Estos bienes se   usan directamente y a la vez se consumen totalmente en el proceso productivo”, indica la metodología de comercio exterior del BCN.

Uso agropecuario

De la compra total de bienes intermedios adquiridos en mayo de 2018, US$45.2 millones pertenecen al sector agropecuario. En mayo del año pasado, el país adquirió US$35.7 millones, por lo que se deduce que este año hubo un incremento de 26.5%.

Pese a ese crecimiento, algunos de los bienes intermedios para uso agropecuario registraron caída, como los huevos fértiles para la reproducción, insecticidas y repelentes y medicamento de uso veterinario.

 Cámaras de comercio estadounidenses piden elecciones libres en Nicaragua

Los bienes intermedios para la agricultura agrupan fertilizantes y agroquímicos, productos de uso veterinario, pollos vivos para reproducción, semen bovino, semillas de hortalizas, de sorgo, de maíz para siembra, entre otros.

Industria

El grupo de bienes intermedios utilizados en la industria es el más grande, ya que acapara más de 57 productos.

Agrega los bienes para la industria alimenticia, bebidas y tabaco; sustancias químicas y farmacéuticos; mineras y metálica básica; entre otros.

En mayo pasado, Nicaragua importó US$89.9 millones en bienes intermedios para la industria, 5.6% más que en el mismo mes de 2017, cuando se adquirió US$85.1 millones, indican las estadísticas.

 Siete mil manzanas de tierra han sido invadidas

Sin embargo, alrededor de 30 de esos bienes experimentaron reducción.

Mientras tanto, en la compra de bienes intermedios para la construcción, en mayo de este año, el país desembolsó unos US$30.2 millones, es decir 10.1% menos que en mayo de 2017, cuando el gasto en esos productos fue de US$33.6 millones.

Caída por productos

Las importaciones de insecticidas y repelentes mostraron una reducción de 25.1% en términos interanuales. Es decir que mientras en mayo de 2017 el país pagó US$16.4 millones por la compra de insecticidas y repelentes, en mayo 2018 el valor se redujo a US$12.27 millones.

Los medicamentos de uso veterinario fueron otros de los bienes intermedios pertenecientes al sector agropecuario que experimentaron reducciones en las importaciones en el quinto mes del año. La compra al exterior de estos bienes pasó de US$1.93 millones en mayo 2017 a US$1.47 millones en el mismo mes de 2018. Porcentualmente, la reducción es equivalente a 23.7%.

Las importaciones de cemento se redujeron 16.8%, al pasar de US$5.86 millones a US$4.87 millones, señalan las estadísticas del BCN.

La importación de bobinas de papel periódico pasó de US$654,347 en mayo 2017 a US$50,827 en mayo 2018.

 Transacciones a través de ACH crecieron 31.9% en el segundo trimestre

Las compras al exterior de “harina de trigo preparada para pastel y otros” totalizaron US$680,179 en mayo de este año. En relación con el mismo mes de 2017, esa cifra representa una reducción de 29.8%, ya que en ese entonces las importaciones de este bien alcanzaron US$969,424.

A criterio del economista independiente Luis Murillo, una menor importación de bienes intermedios afecta la capacidad de producción del país, así como los ingresos del fisco.

“Debido a la menor importación, una de las consecuencias es que van a representar menos ingresos para el fisco, y las partidas presupuestarias de las empresas. Luego también afecta a la creación de valor, porque prácticamente nuestra economía no genera mucho valor agregado y al no hacerlo depende en un 70 a 75% de los bienes intermedios y lo que va a afectar es el nivel de producción”, explicó el economista. 

​ Cámara de Comercio reporta más de US$1,000 millones en pérdidas

Aseveró que el país tiene una gran dependencia de los bienes intermedios, pues los sectores del país no tienen aún la capacidad de transformarlos.

“Tenemos una dependencia excesiva de esos bienes intermedios que no le damos valor agregado. Tenemos un sector agropecuario en donde no generamos ni siquiera bienes intermedios. Los exportamos casi en  bruto y compramos esos mismos bienes intermedios más caros”, indicó Murillo.