• |
  • |
  • AFP

Diez bancos fueron exhortados hoy por las autoridades estadounidenses a captar un total de 74.600 millones de dólares en fondos propios, luego de un test destinado a medir su capacidad de resistencia ante una eventual degradación de la coyuntura económica. Bank of America, el mayor banco estadounidense por el monto de sus activos, deberá captar por sí solo la mitad de esa suma (33.900 millones de dólares), anunciaron a la prensa el Tesoro y la Reserva Federal estadounidense.

Wells Fargo deberá captar 13.700 millones de dólares, la firma de crédito automotor GMAC 11.500 millones, Citigroup 5.500 millones y el banco de inversiones Morgan Stanley 1.800 millones, según un comunicado. Nueve de los 19 bancos sometidos al "test de resistencia" no necesitarán captar fondos. Entre ellos JPMorgan Chase, el emisor de tarjetas de crédito American Express, el banco de inversiones Goldman Sachs y la aseguradora MetLife.

El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, afirmó que los resultados de los "test de resistencia" impuestos a grandes bancos del país van a "tranquilizar considerablemente a los inversores y a la opinión" pública. "Los auditores llegaron a la conclusión de que casi todos los bancos evaluados tienen bastante capital propio para absorber un aumento de las pérdidas en un eventual escenario adverso", expresó Bernanke en una declaración.

EU no quiere dirigir a los bancos

"Cerca de la mitad de la firmas, sin embargo, necesitan potenciar su estructura de capital para poner mayor énfasis en sus acciones comunes, lo que da a las instituciones la mejor protección durante los periodos críticos", añadió. Citigroup anunció inmediatamente que convertirá en acciones comunes 33.000 millones de dólares de títulos híbridos suscritos por los inversores privados y el Estado, o 5.500 millones más que el monto anunciado en febrero.

El banco de inversiones Morgan Stanley anunció a su vez que planea captar 5.000 millones de dólares, poniendo en el mercado acciones por 2.000 millones y obligaciones por 3.000 millones. Para ajustarse a las exigencias de las autoridades, los bancos pueden conseguir fondos solicitando capitales privados, ceder activos o convertir acciones híbridas en acciones ordinarias. Si los bancos no consiguen los fondos exigidos en los mercados podrán pedirlos al Tesoro, que podrá recapitalizarlos a cambio de acciones preferenciales o convertir en acciones ordinarias las que ya tiene.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, indicó que no le gustaba esa solución pero que la tomaría "temporalmente" si fuera necesario. "Querríamos salir tan rápido como fuera posible" de los bancos en los que el Estado es accionista, aseguró Geithner. "No queremos encontrarnos en una posición en la cual dirigimos a los bancos", precisó, dando a entender que a priori el Estado no cambiaría las direcciones de los bancos que pasará a controlar.

Bancos con poco capital tomarán recursos del sector privado
Los mercados financieros mostraban nerviosismo anticipando estos resultados, en medio de temores a que importantes entidades de crédito se enfrenten una escasez de capitales que las obligue a restringir todavía más los préstamos y limite la actividad en una economía debilitada. La Bolsa de Nueva York terminó en neta baja minutos antes de que se publicaran los resultados de la prueba, ante la decisión de los inversores de capitalizar sus beneficios: el Dow Jones perdió 1,20% y el Nasdaq 2,44%.

Los bancos notificados de escasez de capital tendrán hasta el 8 de junio para desarrollar un detallado plan de captación de capitales y hasta el 9 de noviembre para llevarlo a cabo. Estos bancos podrán captar capital en el sector privado vendiendo acciones o activos, o convirtiendo las acciones preferenciales -incluyendo las que tiene el Estado- en acciones comunes. Ed Yardeni, de Yardeni Research, había adelantado que el anuncio podría marcar una divisoria de aguas para la economía de Estados Unidos y que el repunte del mercado bursátil que se ha extendido por casi dos meses sugiere optimismo.

"¿Y si la difusión pública de los resultados de las pruebas de resistencia para los 19 bancos principales marca el final de la crisis al menos en cuanto a la bolsa de valores?", dijo Yardeni. "El precio accionario del índice de los bancos del SP 500 sugiere que ése podría ser el caso", pronosticó. Días atrás, Bernanke había afirmado que si bien los mercados financieros y las instituciones financieras se mantienen "bajo una tensión considerable", se creía que la economía podría salir de la recesión más adelante en el año.