•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una buena parte de negocios en el mercado La Estación y de la Terminal de Buses, en León, permanecen cerrados desde hace tres o cuatro semanas atrás, temerosos por la inestabilidad que se registra desde abril con las protestas antigubernamentales, situación que sin duda ha provocado bajas en la recaudación de impuestos a la municipalidad.

Las autoridades municipales guardan silencio ante esta situación, pero los colectores de impuestos en los cinco mercados realizan sus labores durante toda la semana.

Francisco Álvarez, coordinador municipal de los mercados en León, aunque no precisó cifras de recaudación de impuestos en los mercados aseguró que la normalidad no ha vuelto a los centro de compras.

“La realidad en cada uno de los mercados de la ciudad, es que producto de la realidad socio política que estamos viviendo, lógicamente se nos bajaron las ventas a un porcentaje súper bajo, pegados al piso, y por tanto es lógico que igualmente haya bajado la recaudación de impuestos diarios sobre ventas en cada uno de los mercados”, afirmó Álvarez.

El coordinador de los mercados resaltó que aunque las bajas en las recaudaciones de impuesto repercute en los proyectos de la municipalidad, el mercado Terminal de Buses no tiene ningún problema, puesto que es el único mercado que no se le ha invertido un solo clavo a excepción del centro de acopio.

“La municipalidad no debe  tener ninguna excusa para cancelar futuros proyectos en los mercados, porque en el caso del mercado Terminal de Buses, bajen o no las ventas, cobran a diario y la recaudación de impuestos es bastante grande”, expresó Álvarez tras indicar que son más de 3 mil comerciantes los que se concentran en dicho centro de compras.

25% de negocios cerrados

En el caso del mercado La Estación, más del 25% de los negocios en el sector plazoleta permanecen cerrados e igual situación se observa en el sector verduras y carnes. En el caso de la Terminal de Buses se aprecia entre el 10% y 15% de negocios cerrados.

Laura Sánchez, una de las comerciantes en el sector carne en La Estación comentó que por razones de seguridad dejó de trabajar 15 días en el mes de julio. “Las cosas no están normales, todos los días se registran marchas de ambos lados, se aprecian patrullas de policías encapuchados por toda la ciudad, eso mantiene en zozobra a la población y por tal razón las ventas se caen”, sostuvo Sánchez de 54 años.