•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los emprendedores de Nicaragua han reinventado sus estrategias de trabajo para enfrentar la crisis sociopolítica del país que alcanza los 110 días, pues de lo contrario desaparecían.

Representantes de aceleradoras de negocios, que apoyan a los emprendedores a formalizar sus ideas coinciden que el auxilio en las tecnologías, reducción drásticas de costos y maximizar los recursos ha permitido que las ideas de negocios tengan un punto de equilibrio para no desaparecer.

Kira López, consultara de programas de Agora Partnerships  indicó que los emprendedores  que están operando no están obteniendo ganancias, pero tampoco perdidas.

“Este punto ha sido clave en el ajuste al salario del emprendedor, porque muchos han sacrificado un porcentaje significativo de su ingreso proveniente de su negocio, para poder hacer frente a la situación de disminución de entradas por ventas y mantener su negocio a flote”, resaltó López.

Por su parte la directora de la Fábrica, Sara Lila Cordero indicó que los emprendedores cuya actividad demande un lugar físico para operar “como los salones de belleza”, han desarrollado la estrategia de cerrar su atención en un lugar en específico y el personal realiza los servicios a “domicilio”.

“Hicieron una drástica reducción de costos, ya no están pagando renta, agua luz, lo que están haciendo es atención personalizada”, detalló Cordero.

En Nicaragua no existen datos oficiales sobre la población emprendedora, sin embargo por la crisis sociopolítica que ha dejado a más de 215,000 personas desempleadas, según la Fundación Nicaragüense de Desarrollo Económico y Social (Funides), ha empujado a que más personas busquen un medio de supervivencia.

“Antes, a las charlas que da la Fábrica asistían unas 20 personas y ahora llegan hasta 80 personas”, resaltó la directora de la Fábrica.

Cordero aseveró que la población emprendedora ha tenido un importante crecimiento, “en su mayoría están emprendiendo por necesidad y no pretender madurar esa idea, es una forma de decir mientras resuelvo. Pero hay muchos proyectos que tienen potencial y que posiblemente surja para más largo tiempo”.

López apuntó que para el desarrollo de esos emprendimientos es necesario promover el consumo de productos nacionales, por ello  es importante hacer una campaña efectiva auxiliada por las redes sociales.

Coworking una alternativa sostenible

La reducción de las operaciones ha empujado a que inicien un  trabajo colaborativo entre los emprendedores, “por ejemplo la iniciativa de TAY, una tienda que inició con 5-6 emprendedoras que se asociaron para compartir experiencia, costo de local entre otros, y que ahora ya tiene más de 10 marcas haciendo de esta tienda una muy interesante iniciativa que en estos momentos contribuye a mantener los costos en niveles eficientes para las mipymes participantes”, mencionó López.

Mientras que los emprendedores que han cerrado sus empresas han trasladado su conocimiento y experiencia a la industria tecnológica, “especialmente para las empresas que trabajan haciendo uso de plataformas digitales o en programación; diseñando y/o desarrollando aplicaciones para otras empresas en un mercado más global”, agregó López.

Las fuentes citadas coinciden que los sectores hotel, restaurante, textil, cuero calzado y publicidad han sido los más afectados por esta crisis que enfrenta el país.