•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El crecimiento sostenido que había recobrado el sector azucarero hace dos zafras está amenazado, y prevén que para la zafra 2018-2019 se registre una merma.

Según los representantes de los azucareros, la sequía y las tomas de tierra en áreas destinadas para la producción de caña de azúcar propician que no sea buen ciclo para el sector.

La Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic)  estima que  1,276 manzanas de tierras con plantaciones de caña de azúcar fueron tomadas por  precaristas en la zona de occidente y Rivas.

 Exportaciones de café cayeron 25.5% en junio

Según estadísticas del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), en los últimos tres años el área de siembra se incrementó en 5% y los planes eran continuar esa tendencia,  de acuerdo con declaraciones brindadas meses atrás por fuentes del sector, principalmente en Rivas.

El gerente general de la CPNA Mario Amador Rivas indicó que para este año la zafra tendrá una reducción de unas 30,000 a  40,000 toneladas de azúcar.

“Vamos a sacar unos 700 mil quintales menos de azúcar que el año pasado, y vamos a tener una reducción de áreas de unas 3 mil manzanas por el tema del clima y por la toma de tierra”, refirió Amador Rivas.

Hasta la fecha no existen proyecciones sobre la producción de la zafra 2018-2019, porque las establecen hasta en octubre, pero Amador Rivas mencionó que el sector también fue afectado por los tranques principalmente en La Paz Centro, Nagarote y Rivas.

 Precio de alimentos subió 7% en junio

La producción de azúcar del país está sustentada por 4 ingenios: Benjamín Zeledón, Monte Rosa, San Antonio y Montelimar, de los cuales tres de ellos han sido afectados por los tomatierra.

 “En el ingenio Benjamín Zeledón en Rivas, en el Monte Rosa ha  habido afectaciones, porque ahí ha habido tierras que sembraba Piero Coen por ejemplo, y hay otras tierras que están en Rivas. El único que no tiene afectaciones por la toma de tierra es el ingenio Montelimar”, detalló Amador Rivas.

 José Antonio Mayorga, presidente de la Asociación de Pequeños Productores de Caña de Occidente (Aprico), aseveró que miembros de su organización han reportado afectaciones en sus propiedades  por los tomatierra.

“Nosotros tenemos a Mauricio Zacarías en la Villa (Nueva)  ahí son como 500 manzanas a José  Rodríguez en León con 300 (Manzanas). (…)Y hay otros que son afectados, pero que no han logrado desalojar”, dijo Mayorga.

 Emprendedores se reinventan por crisis

También indicó que la mayoría de las tierras que han sido tomadas estaban cultivadas, a las cuales “la gente le pegó fuego y cortaron”.

Respuesta a medias

Mayorga indicó que las autoridades correspondientes  en esta semana han realizado desalojos en algunas de las fincas afectadas, “desalojaron unas (tierras tomadas) de Mauricio Pallais y no las han vuelto a tomar, desalojaron La Góngora de Piero Picado y no se han vuelto a meter”.

Pero también  mencionó que la respuesta de las autoridades correspondientes  no ha sido igual para todos los afectados.

“Es una cuestión extraña porque en algunos casos han respondido y  en otros casos vemos que no. Por ejemplo,  como  el caso de Piero Coen a quien  no han querido ir a desalojar, tenemos a César Rodríguez no lo quisieron desalojar, en la (finca) de Zacarías fueron pero tampoco lo desalojaron  y no han vuelto a ir,  son la autoridad y deberían de actuar”, expresó Mayorga.

Aprico aún no determina el área afectada, porque los propietarios no han logrado ingresar a las propiedades.

Productores preocupados

Mientras tanto las fuentes citadas coinciden que este clima de inseguridad jurídica “preocupa” a los productores porque nos les permite realizar planes a largo plazo.

“Esa seguridad jurídica que necesitas tener no la tenés, entonces los  ingenios están en espera a ver qué va a pasar con el Gobierno para ver si se va a poder seguir invirtiendo”, dijo Amador Rivas.

 Crisis en Nicaragua ha dejado sin empleo a 70,000 personas en sector turismo

Por su parte Mayorga señaló que el productor no está trabajando igual porque siempre hay amenazas de las tomas de tierra.

“El Gobierno quiere que el país vuelva a la normalidad,  pero con esas acciones es imposible regresar a la normalidad. Ellos tienen que controlar eso,  porque ningún productor va a estar trabajando igual porque siempre hay amenazas de tomas (de tierra)”, declaró Mayorga.

También demandó al Gobierno que garanticen las condiciones necesarias para trabajar, “si  ellos quieren que el sector agropecuario trabaje, produzca divisas, fuentes de trabajo y fuentes de empleo, (…) a través de la policía que desalojen y que no se vuelvan a dar esas tomas de tierra”.