•  |
  •  |
  • END

Arnecom, empresa que exporta arneses para vehículos a Estados Unidos, realiza esfuerzos para evitar el despido de empleados en Nicaragua, luego del cierre por quiebra de la estadounidense automotriz Chrysler, una de sus compradoras que se vio afectada por la crisis económica mundial, informó el general en retiro, Álvaro Baltodano, Secretario Ejecutivo de la Corporación Nacional de Zonas Francas, CNZF.

Al momento de inaugurar la Ventanilla Única de Servicios de Zona Franca, el funcionario señaló además, que en conjunto con el sector privado, realizan esfuerzos para lograr la reapertura de la textilera estadounidense Cone Denim, que cerró operaciones en el país por la falta de pedidos, ante la caída de la demanda de ropa en Estados Unidos.

Baltodano dijo que Arnecom está afectada en un 20 por ciento en su producción, debido a la crisis de la industria automotriz estadounidense, pero que lo positivo es que esta empresa tomó la decisión de mantener la fabricación en el país y para ello está recortando líneas de producción en otras naciones.

Recordó que Arnecom decidió cerrar en El Salvador y que también ha eliminado líneas de producción en México, para no afectar la fabricación que tienen en Nicaragua.

Dijo que por ahora la empresa se está readecuando, porque no sólo le produce a la Crhysler, por lo cual, tiene que traer otras líneas de producción a Nicaragua, pero que mientras eso sucede, tomaron la decisión de no despedir a nadie.

Añadió que la empresa considera que dentro de dos o tres meses se reactivarán las ventas y quieren contar con esa mano de obra calificada a la hora que se requiera incrementar la producción.

Arnecom, de capital japonés y mexicano, tiene unas 30 fábricas en varios países de América Latina. En el país poseen tres empresas en León y Chinandega, en las que laboran más de 6 mil trabajadores.

Reabrir Cone Denim

Sobre la reapertura de la textilera estadounidense Cone Denim, Baltodano aseguró que están tratando de reactivar la producción de varias fábricas de ropa que habían paralizado operaciones por falta de pedidos, para que la firma estadounidense tenga compradores en el país que le permita volver a operar.

Recordó que Cone Denim, que empleaba a casi 800 trabajadores, cerró operaciones porque se cayó la manufactura de pantalones en Centroamérica, tras la salida del país de la taiwanesa Nien Hsing y otras empresas en Nicaragua, además de otras industrias en los países de la región, pero por el tipo de pantalón que elaboraban, que era del más caro.

Señaló que “ya logramos levantar la primera fábrica, ya vamos por la segunda y así esperamos llegar a la tercera y la cuarta, porque sí hay compradores para un tipo de ropa o jean”.

“Pero también Cone Denim tiene que adecuarse a este nuevo esquema. Ellos lo saben y están trabajando en eso. Cone Denim tienen una capacidad enorme. Tienen que ponerse de acuerdo con los compradores para ver el tipo de tela que tienen que producir, luego con los manufactureros nicaragüenses y en ese tubo es que nos tenemos que meter todos”, apuntó.

Consideró que este proceso de readecuar la producción textil llevará tiempo, porque no es sencillo, pero que está seguro que se va a poder reactivar.

Mantener el empleo

Al inaugurar la Ventanilla Única de Servicios de Zona Franca, en la que varias instituciones del Estado atenderán a empresarios y trabajadores en los diferentes trámites que se solicite, permitirá agilizar tanto las operaciones de las empresas, como el trabajo de los empleados.

El funcionario dijo que esto es parte de las acciones para garantizar la estabilidad de más de 70 mil personas que laboran en el régimen de Zona Franca, que se están viendo afectadas por el impacto de la crisis económica mundial.

Baltodano resumió que en lo que va de 2009, han cerrado un total de nueve empresas; dos temporales y siete de forma definitiva, debido a la caída en las órdenes de compra en Estados Unidos.

Añadió que eso provocó la pérdida de 3 mil 600 empleos, además de otros mil 500 que se perdieron entre octubre y diciembre del año pasado, cuando comenzó a agudizarse el impacto de la crisis.

Sin embargo, el funcionario precisó que se han aprobado en este año la apertura de 11 empresas más, con lo que hasta la fecha se han logrado recuperar 2 mil 916 puestos de trabajo.

Dijo que esos datos no incluyen la salida de la Nien Hsing, que comenzó a irse del país desde hace dos años, pero que fue por una decisión diferente y no por la crisis.

Dracmayer confirma apertura

El secretario ejecutivo de la CNZF, afirmó que a pesar de la crisis de la industria automotriz a nivel mundial, la firma alemana Dracmayer, que produce arneses automotrices para las marcas BMW Jaguar y otras europeas, confirmó que se instará en Nicaragua.

Desde hace rato hemos dicho que viene otra empresa de arneses a Nicaragua, es la alemana Dracmayer, que tiene operaciones en México en arneses, viene a instalarse aquí, pese a la crisis de la industria automotriz a nivel mundial.

Dijo que la empresa ya firmó un acuerdo de intención con la CNZF y esperan firmar en mayo la renta de uno de los locales en Nindirí, para empezar a operar en noviembre de este año.

La proyección Dracmayer, una firma muy grande y reconocida a nivel mundial, es contratar a mil trabajadores. En las primeras estimaciones eran 2 mil personas, pero por el impacto de la crisis, reducirán la cantidad a la mitad, indicó Baltodano.