•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La expansión del 5,9 por ciento del producto interno bruto (PIB) de Panamá calculada por el Gobierno para 2019 es excesivamente optimista, dijeron hoy analistas a Acan-Efe, que coincidieron en que el indicador rondará el 5 por ciento en el mejor de los escenarios.

La tasa de crecimiento del 5,9 por ciento está prevista en el presupuesto general del Estado para 2019 presentado por el Ejecutivo del presidente Juan Carlos Varela al Parlamento para su aprobación, por un monto de 23.318 millones de dólares, un 2,3 por ciento menor que el vigente este año.

De acuerdo con ese proyecto presupuestario, la inflación en el 2019 será del 1 por ciento, el déficit ajustado del 0,5 por ciento, con ingresos totales por 15.250 millones de dólares y gastos totales por 17.787 millones de dólares.

La expectativa gubernamental sobre la expansión del PIB en el 2019 "es semificticia, se basa en un crecimiento económico muy optimista", opinó el decano de la Facultad de Economía de la estatal Universidad de Panamá (UP), Rolando Gordón, al recordar que este año el indicador cerrará por debajo del 5 por ciento.

La economía de Panamá creció un 5,4 por ciento del PIB en 2017. END/Archivo

Una huelga del neurálgico sector de la construcción que se prolongó un mes, entre abril y mayo pasados, llevó al Gobierno a reducir a 4,5 por ciento la expectativa de crecimiento del PIB este año, en un principio calculada en alrededor del 5,6 por ciento.

Los analistas locales coinciden en reconocer el fuerte impacto de la huelga de la construcción, un sector que en 2016 representó el 14,9 por ciento PIB, pero agregan que también otros factores como el fortalecimiento del dólar, la moneda local, están frenando el ritmo de crecimiento de la pujante economía de Panamá.

El decano Gordón indicó este martes a Acan-Efe que 2019 es un año electoral en Panamá, que elegirá el 5 de mayo al nuevo presidente y vicepresidente, así como a los 71 diputados del Parlamento, alcaldes y representantes de corregimiento, lo que trae aparejado una incertidumbre que ralentiza la inversión.

A eso se suma un entorno externo no favorable para el comercio y el turismo, nuevamente por el fortalecimiento del dólar frente a las devaluaciones de las monedas suramericanas y centroamericanas, lo que encarece a Panamá como destino de compras y diversión.

El experto economista Adolfo Quintero indicó en ese sentido que la economía interna panameña tiene un entorno desfavorable, con actividades como la construcción, el comercio, el turismo y las actividades recreativas con un crecimiento ralentizado. Apunta como factor determinante para el comportamiento económico la incertidumbre por ser año electoral: "no se quién va a ganar" los comicios, y "las inversiones se detienen hasta que se sepa", explicó.

Por ello cree "no se va a dar" el crecimiento de 5,9 por ciento previsto en el proyecto de presupuesto para 2019, un año en el que los seis primeros meses serán "electorales, y los siguientes seis meses de diagnóstico de situación real de las finanzas públicas". Ambos economistas coincidieron en que la expansión del PIB de Panamá estará entre 5 y 5,2 por ciento en 2019.

Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela. END/EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció el pasado 1 de junio un ajuste al alza de alrededor de un punto porcentual en la expectativa de crecimiento prevista, en principio, en el 5,8 por ciento del PIB panameño para 2019, debido a "la recuperación del impacto de la huelga" de la construcción de este año, y a "la entrada en operación de una gran mina de cobre".

Ese anuncio lo hizo el FMI a la par que achacaba a la prolongada huelga en el sector de la construcción y al relativo debilitamiento de la actividad económica en el primer trimestre una revisión a la baja, también por alrededor de un punto porcentual, de la expectativa de crecimiento del PIB panameño este año, inicialmente calculado en 5,6 por ciento.

La economía de Panamá creció un 5,4 por ciento del PIB en 2017, por encima del 5 por ciento del año anterior, impulsada por actividades relacionadas con el sector externo como por el canal interoceánico y los servicios aéreos y financieros.