•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras los paramilitares continúen en las calles, ni  siquiera el turismo nacional va a arrancar, así lo manifestaron representantes del sector tras participar en un encuentro para buscar una estrategia que les permita salir a flote cuando se solucione la crisis sociopolítica del país.

El pago de la energía, el ajuste del salario mínimo y cumplir con los compromisos crediticios son los principales problemas con el que están batallando los dueños de establecimientos y otros  prestadores de servicio del sector turístico.

El vicepresidente de la Asociación de Pequeños Hoteleros de Nicaragua (Hopen), René Sándigo apuntó que por la situación del país redujeron al mínimo el personal, pese a eso aún tendrán dificultades  para cumplir con el ajuste  salarial.

“No tenemos con qué pagar, estamos pensando cómo vamos  hacer; en septiembre   que es cuando se aumenta casi en 600 córdobas al salario de cada trabajador”, sostuvo Sándigo.

Por su parte la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Lucy Valenti expresó que la mayoría de los dueños de hoteles están “preocupados” porque el recibo de energía eléctrica está llegando igual a los meses en que se trabajaba  con normalidad.

“Hay hoteles sin clientes que tienen apagados los televisores, los aires.  Prácticamente están cerrados pero  los recibos les están saliendo igual, eso no es posible, esa es otra problemática que estamos viendo”, mencionó Valenti.

 Los dueños de establecimientos insisten que el Gobierno debe sacar de las calles a los paramilitares, pues los mismos nicaragüenses temen salir por las noches.

“La gente no sale porque tiene miedo, la actividad nocturna no se normaliza por lo mismo, si el Gobierno quiere hablar que en el turismo las cosas se están  nnormalizando, lo primero que tendrían que hacer es sacar de circulación a los paramilitares, para ver que se podría hacer  para generar algún tipo de confianza”, enfatizó Valenti.

En este encuentro participaron más de 130 actores de la cadena del turismo de todos los departamentos del país.