•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los productores e importadores de papa apuntan que la ola de migración, el cierre de restaurantes y la reducción de horario de atención en comiderías ha mermado el consumo de este producto.

Al menos en lo que resta del año, no hay intenciones de importar papa, señaló el importador Pedro López.

“El consumo está bien  caído debido a que en los restaurantes y hoteles no hay consumo porque lo que es turismo se fue del país, son miles los que están emigrando, es una afectación en general”, expresó López, quien es uno de los principales importadores de papa y cebolla del mercado El Mayoreo.

En la primera semana de agosto comenzó a salir la cosecha de papa nacional, y según Bismark Meza, presidente de la Comisión Nacional de la Papa, existe suficiente producto para la demanda local.

Hasta la fecha el quintal de papa en el mercado El Mayoreo se cotiza entre C$1,200 y C$1,400, y por libra, entre C$11 Y C$14.

“Ahora se está sembrando papa en la zona de Miraflores, en la época de invierno eso nos ayuda a aumentar la producción de la papa (…), por la situación del país creo que este año los comerciantes no han pedido el permiso de importación”, dijo Meza.

En zonas productoras baja el precio

En Estelí, el precio de la libra de papa se redujo en esta semana, pasó a  C$14 la libra frente a los C$18 y C$22, según los pobladores de ese departamento esa tendencia les alivia un poco su situación porque podrán sustituir la tortilla por la papa.

“Sobre todo ahora que el maíz está caro y las tortillas que costaban un C$1.00 ahora están a C$2.00”, dijo una de las consumidoras.

En la actualidad, la libra de maíz se cotiza entre los C$8.50 y C$9.00, el precio más alto de ese producto en lo que va del año, antes era de C$5.00. De acuerdo a proyecciones de los vendedores eso será  temporal porque próximamente saldrá la cosecha de ese grano.

Cifras infladas 

El Plan de  Producción, Consumo y Comercio 2017-2018, detalla que esperan una  producción de 930,000 quintales de papa superando a la meta alcanzada en el ciclo 2016-2017  con 880,100 quintales de papa.

Meza señaló que las cifras oficiales sobre la producción y consumo de este producto “están bastante infladitas”.

“En eso hay que tener mucho cuidado porque ese consumo aparente que ellos estiman andan arriba de los 90 mil quintales en el mes y nosotros creemos que son unos 60 mil quintales. El Gobierno  cometería el error de (dar el permiso de importación) de 30 mil quintales, lo que vendría a dejar por el suelo el precio nacional de la papa”, mencionó Meza.

Las cifras oficiales registran que el consumo aparente en el ciclo pasado fue de 68,283 quintales mensuales, para este año proyectan un crecimiento del 7.5% con 73,383 quintales mensuales.

Meza solicita a las autoridades correspondientes a que actualicen los datos, “no deben de cometer esos errores porque afecta a los productores que trabajan día a día para poder cosechar”.