•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La petrolera estatal brasileña Petrobras, centro de un gigantesco escándalo de corrupción, recibió hoy de vuelta 1,000 millones de reales (unos 265,9 millones de dólares) de recursos que habían sido desviados y fueron recuperados en el marco de la operación Lava Jato, informó la compañía.

Se trata del valor más alto restituido a Petrobras en un único periodo, aunque los recursos desviados que han sido devueltos a la empresa desde el inicio de la gigantesca operación anticorrupción sobrepasan los 2,500 millones de reales (664.8 millones de dólares).

La devolución del dinero, el cual había sido desviado de la petrolera, fue posible gracias a los acuerdos de delación y cooperación judicial a cambio de reducciones de penas con decenas de los implicados en el asunto, según explicó Petrobras en un comunicado enviado al mercado.

"La compañía, que es reconocida por las autoridades como víctima de los actos desvelados, seguirá adoptando medidas necesarias contra las empresas y los individuos que le generaron pérdidas", señala la nota.

El escándalo de corrupción en el seno de Petrobras fue destapado en 2014 y en los últimos cuatro años ha salpicado a ejecutivos de la compañía, empresarios de las constructoras más importantes del país y políticos de prácticamente todo el arco partidario.

Según la Fiscalía, las compañías implicadas obtenían contratos amañados con la petrolera; inflaban sus valores y repartían los excedentes entre los políticos que amparaban las corruptelas y algunos exdirectivos de la estatal.

La trama empleada en Petrobras se reprodujo en otras empresas estatales y ha llevado a prisión a algunos de los hombres más poderosos de Brasil acusados de participar en la