•  |
  •  |
  • AFP

La tasa de desempleo en Estados Unidos subió a 8,9 % en abril, con 539.000 empleos perdidos, según datos oficiales difundidos hoy, una cifra algo inferior a la que esperaban los analistas dada la recesión de la economía. El número de empleos perdidos en abril, según el departamento de Trabajo, es el más bajo desde noviembre último.

Esta mejora relativa tiene lugar tras un primer trimestre negro, en el que se perdieron en promedio 707.000 puestos cada mes, según datos corregidos de las variaciones estacionales. Los analistas esperaban que en abril se perdieran 600.000 puestos, sin embargo, el mercado de trabajo estadounidense se benefició de la creación de 72.000 empleos por parte del Estado. En el sector privado, en cambio, se destruyeron 611.000.

Si bien la tasa de desempleo está en su nivel más alto desde septiembre de 1983, el ritmo de pérdidas se redujo de manera apreciable, ofreciendo otra posible señal de una distensión de la severa crisis económica. "Desde que comenzó la recesión en diciembre de 2007, se perdieron 5,7 millones de empleos y la tasa de desempleo se incrementó en cuatro puntos porcentuales", señaló el departamento de Trabajo.

Muestra de progreso para Obama
El presidente Barack Obama expresó hoy que estos últimos datos sobre desempleo, son "aleccionadores" pero afirmó que la golpeada economía estadounidense comienza a mostrar avances. "A pesar de que tenemos un largo camino a recorrer antes de que podamos dejar atrás la recesión, los engranajes de nuestra economía parecen empezar a funcionar otra vez", advirtió.

"Los gastos de consumo y las ventas de viviendas se están estabilizando y la construcción está mejorando por primera vez en seis meses. En consecuencia, paso a paso, estamos progresando", adelantó.