•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De enero de 2016 a noviembre de 2017, la afiliación al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) pasó de 824,865 a 921,328 trabajadores. En casi 2 años, a los registros administrativos del INSS se sumaron 96,463 trabajadores.

En noviembre del año pasado  se alcanzó el pico más alto de afiliación de trabajadores al seguro social, según las estadísticas del Mercado Laboral del Banco Central de Nicaragua (BCN).

 Gobierno propone reducir gastos

Sin embargo, en tres meses de crisis sociopolítica (abril, mayo y junio de este año) se perdieron 86,439 empleos formales, siendo junio cuando más se acentuó esa caída, con 42,966 trabajadores menos.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), comentó que en este tema del empleo hay una lección muy importante, que “en economía las cosas no suben tan fácil como pueden bajar, o si se quiere ver de otra manera, no es lo mismo construir que destruir”.

“En la formalización del empleo, ya vemos que tomó 2 años para llegar a esos casi 100 mil afiliados al INSS, y se perdió casi la misma cantidad en básicamente tres meses de crisis sociopolítica”, analizó.

Chamorro aseveró que en la medida que la crisis se prolongue será más difícil la recuperación de esos empleos formales. “Para bien o para mal, había una estabilidad macroeconómica que ahora se está viendo bastante afectada y,  particularmente, preocupa cómo los inversionistas están viendo a Nicaragua”, indicó.

 Gobierno recortará ingresos y gastos

Según las estadísticas mensuales del Banco Central, todos los sectores económicos decrecieron en los registros administrativos del INSS entre mayo y junio de este año, siendo los más afectados el agropecuario, silvicultura, caza y pesca (sector primario) con una caída del 10%, construcción (-17.8%) y comercio (-9.4%).

En cantidad de trabajadores, los que más salieron de las estadísticas de asegurados en junio fueron los del comercio: 13,954 trabajadores. La afiliación al INSS del sector primario (agropecuario, silvicultura, caza y pesca) pasó de 75,284 trabajadores en mayo, a 67,771 en junio. La del sector construcción, de 30,511 a 25,076, en los mismos meses; y en comercio, de 148,596 a 134,642.

Funides realizó un estudio que estima que en el país se han perdido alrededor de 215,000 empleos formales e informales por la crisis política.

Para el director ejecutivo de Funides, el tema del empleo es importante en la economía por un efecto meramente natural de la población, más personas se irán incorporando cada año a la población económicamente activa.

Si no se resuelve la crisis sociopolítica en lo que resta del año, la economía de Nicaragua sufrirá un decrecimiento de más del 2%, según Funides, pero el Gobierno sostiene que se conseguirá un crecimiento de 1%.

Antecedentes

En enero de 2016, la afiliación al INSS tuvo su mayor crecimiento: 6.65%. En los siguientes 22 meses creció a un promedio de 0.51%, registrándose meses de leves caídas, así como de leves crecimientos.

Sin embargo, en 2017, el seguro social registró un déficit financiero de C$2,371.8 millones y el Fondo Monetario Internacional (FMI) instó al Gobierno a corregir ese desbalance, porque de no hacer reformas,  el déficit seguiría creciendo.

 INSS pierde más de 80,000 afiliados

El Gobierno hizo las reformas en abril, sin consenso con el sector empresarial, y eso causó las protestas ciudadanas.

En diciembre del año pasado, los empleos formales comenzaron a reducirse, aunque no tan dramáticamente. Desde entonces a junio pasado se han perdido 110,898 empleos formales.