•   Colombia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un estudio de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer) reveló las potencialidades que tiene la industria farmacéutica nacional para comercializar productos en Colombia.

El análisis “Oportunidades de comercialización para la industria farmacéutica en Colombia”, indica que una alternativa para aprovechar las oportunidades en ese país es mediante modelos de negocio que aprovechen la maquila de medicamentos.

“Las maquiladoras producen bajo contratos de confidencialidad y pueden aportar desde la materia prima hasta el acondicionamiento del producto. La producción de medicamentos genéricos y de marca cuenta con el estándar de calidad de un país de referencia”, afirmó en un comunicado la directora de Inteligencia Comercial de Procomer, Marta Esquivel.

Por otra parte, también se identificó que la industria colombiana requiere de importaciones de insumos como ingredientes activos y excipientes, que podrían ser abastecidos desde Costa Rica, si ofrecen condiciones de precio y calidad atractivas.

Colombia es el país de la región que tiene el mayor gasto público en medicamentos. El gasto promedio anual del consumidor colombiano es de 4,010 dólares, de los cuales un 3% es destinado a productos y servicios médicos.

La demanda del colombiano es principalmente de analgésicos para aliviar dolores como la migraña y musculoesqueléticos (46 %), remedios para la tos, resfriados y alergias (24 %)remedios digestivos (14 %), productos dermatológicos (10%), entre otros, indica el informe.

Este mercado cuenta con alrededor de 400 laboratorios y maquilas para la fabricación de productos farmacéuticos. En 2017 las ventas de medicamentos en Colombia alcanzaron 3,419 millones de dólares, de los cuales un 83 %  correspondió a las ventas de medicamentos prescritos, mientras que el restante 17 % fueron productos sin prescripción.

Además, las importaciones de medicamentos en este país suramericano superaron los 1,463 millones de dólares en 2017 y en su mayoría correspondieron a medicamentos dosificados (89 %) y preparaciones y artículos farmacéuticos (6 %), según el informe de Procomer.