•  |
  •  |
  • END

WASLALA, MATAGALPA.

El Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor) por medio del programa Paicepan, financiado por la Unión Europea, realizó en el municipio de Waslala, el lanzamiento del programa de trazabilidad e inocuidad del cacao, con la finalidad de apoyar a los productores en la mejora continua de su producto.

A esta actividad asistieron productores de cacao de los municipios de El Cua, Río Blanco, Matiguás, la Dalia, Rancho Grande, entre otros municipios del país, donde la secretaria general del Magfor, María Esmeralda López, señaló que el objetivo era la adecuación de las exportaciones de cacao a la demanda y exigencias del mercado europeo.

En ese sentido, la secretaria general del Magfor dijo que el sistema de trazabilidad e inocuidad del rubro, consiste en darle el tratamiento adecuado al cacao para vender un productor sano a los mercados internacionales.

López, quien junto al director general de protección y sanidad agropecuaria del Magfor, Gregory Campbell realizaron el lanzamiento en representación del Ministro Ariel Bucardo, aseguró por otra parte que la Unión Europea está destinando 5.6 millones de euros para el fortalecimiento institucional del Ministerio Agropecuario y Forestal.

Esos fondos ayudarán al Ministerio a desarrollar los temas de inocuidad, trazabilidad y calidad en un total de cuatro rubros, entre ellos el cacao, el camarón, el café y la carne.

La implementación del programa de trazabilidad e inocuidad, contempla una serie de capacitaciones, diseño y difusión de manuales de buenas prácticas de cultivos y tratamientos que involucren un mejor manejo medio ambiental y del cumplimiento de los estándares internacionales.

El proyecto Paicepan involucra la entrega de equipos e instrumento para el manejo de cada uno de los rubros hasta por la suma de 57 mil euros, lo que incluye analizadores de humedad, básculas electrónicas y evaporadores de humedad entre otros instrumentos de trabajo.

Grandes oportunidades

Por su parte, la jefa de la Sección de Desarrollo Humano y Social, la Delegación de la Comisión Europea para Centroamérica y Panamá, Florence Van Houtte, señaló que el cacao de Nicaragua tiene grandes oportunidades en el mercado europeo por su gran calidad y por sus propiedades organolépticas propias.

Añadió que este potencial debe ser aprovechado al máximo para lograr un impacto económico positivo en las condiciones de vida de la población y las regiones involucradas en su producción, aseguró.

Señaló que hay grandes desafíos como el acceso a mejores mercados, ingresos más altos para los productores, que los aranceles aduaneros en Europa sean favorables para el cacao nicaragüense y sus productos derivados, además del cumplimiento de las normas sanitarias y fitosanitarias, la sostenibilidad ambiental y el aumento del valor agregado en la cadena de producción.