•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Delincuentes tomatierras ofrecen lotes en algunas propiedades  invadidas en diferentes departamentos del país, a precios de entre C$1,000 y C$4,000 por lote, y hasta promueven la venta en las redes sociales.

Entre los afectados hay siete propietarios de nacionalidad estadounidense, dos canadienses y un mexicano, informó la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Esta organización estima en US$16.4 millones las pérdidas por las invasiones a propiedades, que están siendo deforestadas, además de causarles daños a sus infraestructuras, casas o bodegas.

Los delincuentes que invaden las tierras están además traficando con las mismas, para lo cual las lotifican ilegalmente, levantan cercos y abren zanjas para la instalación de servicios de agua potable y energía eléctrica.

En fotos: Recuperan propiedades ocupadas por tomatierras

Ulises Herrera, dueño de una propiedad invadida en Estelí, afirmó que los líderes de los invasores “venden el derecho al que quiera permanecer en el lugar, con la esperanza de legalizar algún día ese lote”.

Dijo que los tomatierras han puesto precios de “C$1,000, C$2,000, C$3,000” por lote.

En un grupo social, en Facebook, circula un anuncio que ofrece en C$4,000 una parte de una finca tomada en La Trinidad, Estelí, bajo la promesa de que “aún no han dado escrituras, pero las darán en un mes”.

Recuperan propiedades ocupadas por tomatierras

El terreno en mención está marcado con banderas rojinegras y se ubica en las cercanías del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), especifica el anuncio en Facebook.

UPANIC informó que ha recibido 47 denunicas por invasión de propiedades privadas.

Más de 8,000 manzanas 

Desde que inició la crisis sociopolítica del país, el 18 de abril pasado, hasta este jueves 16 de agosto Upanic ha registrado la invasión ilegal de 8,742.5 manzanas de tierras, de las cuales 6,443.3 continúan en poder de los delincuentes.

La propiedad de la familia Herrera, de Estelí, es una de ellas. “Sigue tomada”, declaró por teléfono Ulises Herrera, uno de los dueños. “Ya metieron agua e intentaron meter energía...”, agregó.

Upanic informó este jueves que ha recibido 47 denuncias por invasión de propiedades privadas, en nueve departamentos. En el informe anterior, del 31 de julio pasado, la organización de productores registraba 37 denuncias.

El Nuevo Diario informó hace semanas sobre la toma de 18 manzanas de tierras del Grupo Coen, donde se había establecido un proyecto agroindustrial de origen suizo, que desarrollaba el cultivo de maracuyá a gran escala, facilitando tecnificación a pequeños y medianos productores y la construcción de una fábrica de procesamiento de jugos y concentrados de la fruta, además de puré de banano y pulpa de guayaba, con una inversión inicial de US$20 millones.

La ocupación de propiedades, calificada por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) como una forma de represalia al sector privado en el contexto de la crisis sociopolítica del país, ha crecido cada día y este jueves fue reportada otra invasión cerca de carretera Masaya.

Upanic reportó esta semana un área adicional de 1,384 manzanas de tierra invadida. Chinandega y Managua siguen siendo los departamentos con más propiedades tomadas: 52% y 25% del total, respectivamente.

Según Upanic, hay propiedades de entre 5 y 1,500 manzanas de extensión afectadas, de las cuales 37% son terrenos mayores de 100 manzanas; 28% de entre 50 y 99 manzanas; y 35% menores de 50 manzanas.

Todo ilegal

Ulises Herrera aseveró que los delincuentes tomatierras solo intercambian “papelitos” con los “compradores” de los terrenos, en una acción doblemente ilegal.

Señaló que hay personas con un poco más de capacidad adquisitiva que de esa forma adquieren varios terrenos y dejan a otras personas cuidándolos.

Albino González, presidente de una empresa de avalúos en Managua, advirtió que es incorrecto adquirir una propiedad en esas condiciones, que no existe ninguna garantía para el “comprador” y podría tener serios problemas legales en el futuro.

“El riesgo que se toma al adquirirlos es extremadamente alto” y los compradores perderían dinero al ser desalojados de la propiedad, alertó González, quien fue presidente de la Cámara Nicaragüense de Valuadores (Caniv).

La propiedad El Gallinal fue invadida por precaristas ayer. Bismark Picado\END

El informe de Upanic explica que las tomas de tierras tienen otros efectos colaterales, como el incremento de la inseguridad en el campo, afectaciones a la producción agropecuaria, alejamiento de la inversión nacional y extranjera, desempleo en las zonas rurales y suspensión y retiro de fuentes de financiamiento.

Invaden propiedad privada en comarca  Los Vanegas

Un nuevo caso de incursión a terrenos privados tuvo lugar ayer en Managua, cuando un grupo de aproximadamente 20 personas se tomaron una propiedad de 10 manzanas de extensión, ubicada en la comarca Los Vanegas, ubicada a 12 kilómetros al suroeste de la capital.

De acuerdo a la población, los precaristas ingresaron a la propiedad conocida como El Gallinal, a eso de las cinco de la mañana intimidaron al cuidador del terreno y lo obligaron a salir por la fuerza del terreno. 

“La persona que permanece en la zona cuidándolo fue obligado a salir desde temprano, y según nos contó le robaron su celular y un dinero que tenía. Andaban encapuchados y portando armas hechizas, lanza morteros y machetes”, dijo Jaime Vanegas, uno de los habitantes de la comarca.

La fuente refirió que la propiedad colinda con otros dos terrenos, uno de ellos perteneciente a una iglesia evangélica.

Por su parte familiares del cuidador de la propiedad, que solicitaron el anonimato por temor a represalias de los invasores, señalaron que estos se apostaron en la zona más alta de la propiedad y entre los matorrales desde donde vigilaban que nadie se aproximará al sitio. 

Añadió la fuente que desconocía quienes eran los tomatierras con los que preferían dialogar para evitar cualquier acto de violencia.

Sospechan de revancha política

Al respecto Carlos Chacón, otro de los lugareños expresó que esta es la primera vez que se registra un caso de invasión a la propiedad privada en la comarca, pero que infiere que la acción podría tratarse de una revancha política, debido a que la persona que habita en esa propiedad es opositor al gobernante Frente Sandinista.

“En la comarca hay dos operadores del gobierno que están señalando las propiedades de quienes nos oponemos al gobierno y hemos estado participando en protestas”, refirió Chacón.

De acuerdo a la fuente, esas personas son Gertrudis Cuaresma, secretaria política de la localidad y Alex Maltés,  integrante de la Juventud Sandinista.

Agregó que a él mismo le han querido invadir un terreno baldío ubicado frente a su casa,  y otro vecino también ha sufrido la misma amenaza en una de sus propiedades, pero no fue sino hasta ayer que se concretó una toma de tierras.