•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mercado de motocicletas cero kilómetros, atraviesa una estrepitosa caída en el departamento de Rivas, debido a que las facilidades de financiamiento y crédito que tenían las tiendas distribuidoras de estos vehículos de dos ruedas han desaparecido.

La caída en las ventas se registra entre los meses de mayo y lo que va de agosto, y alcanza el 90%, según dijeron propietarios de tiendas que fueron consultados por El Nuevo Diario. 

Ayling Juárez, responsable del establecimiento comercial “Moto Repuestos Guillén”, confirmó que el buen compartimiento que venía registrando la venta de motos se desplomó tras el estallido de la crisis sociopolítica que afecta a los nicaragüenses desde el pasado 18 de abril.

“Al mes se vendía entre 60 y 70 motos, pero con la llegada de la crisis y un contexto económico menos favorable al que se registraba durante el primer trimestre del año, las ventas se desplomaron y ahora se comercializan de tres a cuatro por mes”, reveló Juárez.

Asimismo confirmó que las motos que han logrado vender son de contado, debido a que la línea de crédito se ha restringido en la tienda, ante la falta de entidades financieras.

“Antes trabajábamos con clientes que establecían acuerdos con financieras, para adquirir sus motos en cuotas, pero estas instituciones ya no están financiando estos vehículos de dos ruedas, y más bien se han dedicado a recuperar su cartera”, explicó.

Edwin Zúniga, gerente comercial de la tienda El Nancite, también confirmó  el descalabro que sufre la venta de motos y la falta de financiamiento.

“En esta tienda se vendía en promedio 70 motos mensuales y ahora a duras penas se llega a 10 y la mayoría es de contado, porque los créditos han desaparecido por la falta de financiamiento”, explicó.

Ni una moto en Julio

 Yulissa Espinoza, administradora de la tienda Emssur, detalló que en julio ni siquiera logró comercializar una motocicleta, y que en este negocio el promedio de venta por mes ha descendido de 15 a 6, al igual que los otros negocios, las compras son de contado.

Según Espinoza, las entidades que antes financiaban motos no están interesadas en continuar promoviendo estos préstamos debido a la crisis que afecta a Nicaragua, y reveló que más bien algunas ya están enfocadas en recuperar motos que están prendadas y sus propietarios presentan cuotas atrasadas.

Los interesados en adquirir motos, además de verse afectados por la falta de financiamiento, también se encuentran con requisitos más exigentes a la hora de llegar a una tienda a solicitar una motocicleta al crédito.

Entre estos nuevos requisitos destaca una prima que oscila entre el 20 % y 25% del valor de la moto, cuando antes se les entregaba hasta sin prima, pero además los clientes deben presentar obligatoriamente su colilla del INSS y mostrar permanencia laboral.