•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua registró en el primer semestre de este año un déficit comercial de US$1,281.9 millones, un 2.8% mayor al registrado en el mismo período de 2017 (US$1,246.9 millones), informó ayer el Banco Central. 

De enero a junio pasado, la brecha comercial se incrementó en US$35 millones respecto al déficit del mismo período de 2017, precisó el banco emisor del Estado en un informe sobre comercio exterior de mercancías.

“Este déficit se generó principalmente por la contracción que experimentaron las exportaciones en el primer semestre del año”, explicó el BCN. 

Al finalizar el primer semestre, las exportaciones de mercancías registraron una disminución de 3.5%, en comparación con el mismo período del año pasado. 

Lo anterior fue consecuencia de bajas observadas en las exportaciones de productos de la industria manufacturera (-7.2%) y los agropecuarios (-5.2%), lo cual primó sobre los crecimientos observados en los sectores de minería (12.9%) y pesca (10.4%), de acuerdo con la información. 

Al cierre del primer semestre de 2018, el valor de las exportaciones de mercancías totalizó US$1,404.6 millones. 

En tanto, la disminución interanual de 0.6% registrada en las importaciones estuvo asociada a bajas en las importaciones de los bienes de capital (-13.5%), bienes intermedios (-2.8%) y bienes de consumo (-0.2%), a pesar del incremento de 20.9% observado en la factura petrolera al cierre de junio. 

Las importaciones de mercancías generales totalizaron US$2,686.4 millones durante el primer semestre de este año, un 0.6% menos en relación a 2017 (US$2,702.6 millones). 

Nicaragua tuvo un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de 4.9% en 2017, con una inflación de 5.68%, según el Banco Central. 

El Gobierno calculaba, antes de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde el 18 de abril, que la economía del país crecería en 2018 entre un 4.5% y un 5%. Pero ya actualizó su proyección y ahora estima que la economía crecerá entre 0.5% y 1.5%.