•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua amanece hoy con un alza de C$0.15 en la gasolina regular, C$0.19 en la gasolina súper y C$0.31 en el diesel, después de que no había sufrido grandes variaciones desde mediados de mayo pasado.

Una fuente de una compañía petrolera informó a este medio ayer sobre ese incremento.

Según el monitoreo de precios del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), del pasado 13 de agosto, el costo de la gasolina regular andaba por los C$33.10 por litro, el de la gasolina súper de C$33.75 y el de diesel, de C$28.95.

END

Pero ese valor podría variar en las pizarras de las gasolineras del país a C$33.25, C$33.94 y C$29.26, respectivamente.

Un golpe más a consumidores

Para Juan Carlos López, director del Centro Jurídico y Social de Ayuda al Consumidor, el incremento de los carburantes se sumará a un aumento en otros costos que se han sumado en estos días a la población, como el del transporte, aún sin el aval del Ministerio de Transporte e Infraestructura, en diferentes partes del país.

Según López, los combustibles en Nicaragua siempre han tenido un alza “estrepitosa” debido a que los precios no son regulados por el Gobierno, sino que son fijados por las empresas distribuidoras de petróleo.

“Nosotros hemos hecho estudios en los que se ha observado que los precios (internacionales) de los combustibles no tienen alzas estrepitosas, no pasan de 2% a 3% en un mes, pero en Nicaragua las alzas responden hasta en un 6%”, aseveró el director del Centro Jurídico y Social de Ayuda al Consumidor.

Señaló que, probablemente, las compañías petroleras del país detuvieron las alzas en los combustibles durante alrededor de tres meses para no sumar un elemento más al descontento de la población. “Ahora que aparentemente ya hay casi un estado de normalidad, visualizado así por el Gobierno, los costos de los combustibles podrían retomar la forma de cómo venían operando (antes de la crisis)”, opinó López.

El precio del petróleo crudo tuvo un crecimiento de 35.9% a junio. Archivo\END

Antes que comenzara la crisis sociopolítica en Nicaragua, el precio de la gasolina súper registró un aumento de 5.5%, al pasar de C$31.1 (por litro) en el monitoreo del INE del 9 de abril a C$32.82 en el del 16 del mismo mes. En esa semana, la gasolina regular se incrementó en 0.5% y el diesel, en 1.2%.

“En este momento el aumento en los precios de los combustibles, y el de la energía eléctrica, obviamente van a ser un golpe para los bolsillos de los consumidores. Además, recordemos que los combustibles son un indicador macroeconómico y de ellos depende el aumento en el costo de otros productos”, sostuvo López.

Sube factura petrolera

De acuerdo con el Banco Central de Nicaragua (BCN), la factura petrolera del país, que incluye petróleo crudo, combustibles y lubricantes, totalizó US$504 millones en el primer semestre del año, registrando un crecimiento de 20.9% con relación al mismo período de 2017, cuando alcanzó US$416.8 millones.

El BCN aseguró en su informe de Comercio Exterior que el aumento en la factura petrolera se debió al incremento de los precios de referencia del petróleo WTI, que es el crudo de referencia.

El precio del petróleo crudo tuvo un crecimiento de 35.9% a junio y el de los combustibles, de 26.6%, refirió la entidad.

Según el BCN, Nicaragua importó 2.4 millones de barriles de petróleo en el primer semestre del año, 2% más a lo registrado en el mismo período de 2017, pero los volúmenes importados de combustibles disminuyeron en 250,200 barriles (5.9%), con respecto al mismo período de 2017.