•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Costa Rica dará el próximo 23 de agosto el banderazo oficial de la temporada de cruceros 2018-2019 en el Caribe, en el que estima arribarán 110 de esos barcos, informó ayer una fuente oficial.

La estatal Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) informó en un comunicado de prensa que en esos cruceros espera recibir a 224,000 pasajeros durante la temporada. 

“La política institucional es incrementar el turismo de cruceros en Puerto Limón y especializar su atención en la Terminal Hernán Garrón, aunado a otros proyectos en la mira como el desarrollo de una marina”, afirmó el presidente ejecutivo de Japdeva, Greivin Villegas. 

Para las autoridades, la llegada de cruceros impacta de manera directa en la economía y desarrollo del turismo local, ya que en solo un día cada turista invierte alrededor de US$80 en la provincia de Limón (Caribe).    

La Junta Portuaria indicó que este año han aumentado los controles para asistir de manera especial los protocolos de seguridad, en atención a los visitantes dentro y fuera de las instalaciones portuarias. 

Puerto Limón 

Además, el Instituto Costarricense de Turismo ha aumentado la verificación de las declaratorias turísticas que permiten aumentar los estándares de calidad de los destinos de Limón, ofrecidos a los turistas internacionales en cada línea de cruceros. 

El primer crucero que llegará al país será el Sea Princess y luego llegarán otras empresas como Carnival Cruises, Princess Cruise line, Holand America, Tui Cruises; Viking Cruises, Norwergian Cruises, Celebrity Cruise Line, Royal Caribbean y Pullman Tour con el crucero Monarch. 

La llegada de cruceros al Puerto Limón impacta de forma positiva y genera un movimiento económico directo por el incremento del consumo tanto en restaurantes, comercio de artesanías y otras áreas del turismo local y rural comunitario.    

El turismo es uno de los principales motores de la economía de Costa Rica, país que alberga a cerca del 4.7% de la biodiversidad del planeta, lo que se constituye en uno de sus principales atractivos.