•   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, dijo ayer estar satisfecho por la incorporación de su país a una unión aduanera con Guatemala y Honduras, la cual se implementará a finales de este año y que facilitará el intercambio comercial entre las tres naciones.

El mandatario enfatizó que la incorporación del país a dicha unión aduanera es “un paso histórico, porque se abren las puertas a un intercambio comercial ágil, seguro y de mucho provecho para estas tres naciones”. 

Honduras y Guatemala, naciones que tienen un producto interno bruto (PIB) conjunto de US$72,781 millones y su comercio bilateral ronda el 40% de las exportaciones e importaciones de Centroamérica, concretaron el 26 de junio de 2017 la unión aduanera.    

“En la medida que los productos se muevan con facilidad por estos tres países, la economía de El Salvador crecerá más y habrá más oportunidades de empleo en el país”, manifestó el mandatario.

El jefe de Estado añadió que la reunión que sostendrá el lunes con sus homólogos de Guatemala, Jimmy Morales, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, será de “mucho provecho para todos porque discutiremos sobre el proceso para implementar este importante proyecto”. 

El encuentro presidencial se llevará a cabo en el puesto fronterizo de El Corinto -en Honduras-, y la agenda contempla una reunión privada entre los mandatarios, así como un encuentro de las respectivas delegaciones que acompañan a los jefes de Estado, indicó el viernes la Presidencia salvadoreña.

Sánchez Cerén visitó este sábado la localidad salvadoreña de San Julián, en donde se desarrolló el programa estatal de diálogo Gobernando con la Gente. 

La actividad se llevó a cabo en la Plaza El Bálsamo y previo a su habitual discurso, el presidente se reunió con líderes de dicha localidad.