•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Además de sobrepasar el rango de consumo sujeto a subsidio (150kWh al mes) otros factores pueden estar asociados al incremento de las facturas de electricidad, las lecturas estimadas, fallas en el medidor y deterioro de la red eléctrica del hogar, son ejemplo de ello, según explican especialistas.

En este artículo se abordan posibles causas, tips para identificarlos y estrategias de ahorro.

Desde inicios de este año en su presupuesto mensual María Ruiz solía destinar C$500 para el pago de la factura eléctrica.

Su hogar era uno de los más de 800,000 que hasta abril gozaba de un subsidio tarifario por consumir 150 kilowatts hora (kWh)  por mes; sin embargo, en mayo pasado el cobro que recibió ascendió a C$5,000.

En un primer momento Ruiz creyó que esa alteración tarifaria era consecuencia del retiro del subsidio que gozaba, pero luego de comentar con su hija lo ocurrido decidió enviar a reclamo la factura.

“Realizaron una inspección en la casa y al final revertieron el cobro y me dijeron que se había tratado de una mala lectura”, cuenta Ruiz.

La fuente agregó que pese a que logro revertir el cobro alterado, desde entonces ha visto incrementado el registro de utilización de kWh; por ejemplo, a partir de junio, consumo de la vivienda se ha mantenido en 152 kilowatts hora, por lo que el cobro mensual supera los C$1,000.

Al superar el rango de consumo que goza de subsidio las tarifas por kwh son mayores. La tarifa que rige a los clientes por subsidio es la tarifa social.  Desde marzo, los clientes que consumen menor o igual a los 150kwh reciben la mitad del subsidio energético, debido a esto mensualmente el cliente paga US$2.5 más.

Se descarta que un incremento de tarifa sea el causante, pues esta no se ha incrementado desde mayo 2017.

Las tarifas eléctricas se encuentran dolarizadas y por el sistema cambiario de microdevaluaciones diarias, que rige en el país, el monto en córdobas a pagar es mayor.  Entre abril de 2015 y agosto 2016, la tarifa energética experimentó cuatro descensos en mayo 2017 enfrentó  un incremento del 2%

Las tarifas residenciales están segmentadas por la cantidad de kwh (Kilowatt hora) en siete estratos.  En el pliego tarifario de agosto (sin subsidio)  los primeros los primeros  25 kwh  de consumo son los más baratos, pues tienen un costo unitario de C$2.6666,  en cambio, los siguientes 500kwh consumidos (sexto estrato)  su costo unitario es de C$11.9109 por  kwh.

En cambio, en el pliego tarifario de julio el precio de cada kwh de los primeros 25 kwh consumido fue de C$2.6556,  y el precio por cada kwh de los siguientes 500 kwh es de C$11.8616. En ambos casos la variación es de 0.4%, correspondiente a la variación que experimentó el tipo de cambio entre julio y agosto de este año. Por lo que si se mantienen constantes los niveles de consumo las variaciones  en córdobas oscilan entre uno y seis centavos al mes.

Las variaciones porcentuales en las tarifas con subsidio por consumo menor o igual a los 150 kwh al mes también muestran aumentos porcentuales mensuales de 0.4%.

Causas

A criterio de Patricia Rodríguez, especialista  y consultora en temas de energía en Nicaragua, señala que en los últimos meses usuarios han expresado incrementos inusuales en sus facturas de energía. Aunque aclara que cada caso debe estudiarse por separado, señala factores que pueden incidir en los cambios, tanto para consumidores residenciales como  comerciales.  Uno de ellos son las lecturas a los medidores.

“Estamos teniendo casos de clientes en que las lecturas están erróneas, o son lecturas estimadas; es decir, no llegaron a leer y les estimaron las lecturas,  y tal vez les estimaron más. Si al lado de  la lectura aparece (E), es lectura estimada”, resaltó.

Debido al deslizamiento, la tarifa en córdobas sube 0.4% al mes.

Rodríguez resalta que otro posible causante en los cambios abruptos en las facturas energéticas corresponde a cobros rezagados. “A veces lo que no les cobraron en el mes determinado lo cobraran en el mes siguiente. La ley prohíbe eso,  si leyeron mal no puede haber retroactividad”, expuso.

Los cambios de medidores igualmente podrían detonar cambios, pues  en ocasiones cuando cambian de medidor, “en el medidor viejo queda un consumo que se lo ponen (facturan) en el mes  siguiente cuando ya el cliente había pagado esa factura (del mes cuando se hizo cambio de medidor), eso tampoco se puede hacer”, indicó Rodríguez.

Reclamo frecuente

Para representantes de organismos defensores de los consumidores, e investigadores del sector eléctrico, casos como el de Ruiz suelen ocurrir con bastante frecuencia y se registran, principalmente; cuando sucede un error humano está de por medio.

Ricardo Vásquez, responsable del área de capacitación del Instituto Nicaragüense de Defensa de los Consumidores (Indec), señala que si bien es cierto algunos hogares del país han comenzado a ver mermado el beneficio del subsidio tarifario, hay otros elementos que también inciden en el incremento de la factura, tal es el caso de los “errores humanos”.

“La mala lectura al medidor suele ser lo más frecuente, o bien digitación errónea de la factura es lo más común. Por ejemplo, se han dado casos en los cuales se cambia involuntariamente los códigos del recibo —T0 es el código para el servicio doméstico, pero si digitan T1 tu tarifa pasa a ser comercial, que esa tiene un costo de 7 a 9 córdobas el kilowatt”, explica Vásquez.

La fuente agregó que, al menos, una de las denuncias que recibe el Indec involucra este tipo de reclamos.

El Nuevo Diario intento contactar vía correo electrónico al área de comunicación de la distribuidora eléctrica para tratar de obtener el dato sobre qué tanta frecuencia  reciben también este tipo de reclamo; sin embargo, hasta el cierre de esta nota no hubo respuesta, también se llamó a Jorge Katin, vocero de la distribuidora, pero este no atendió las llamadas.

De igual manera se realizó la misma gestión ante el Instituto Nicaragüense de Energía, pero tampoco hubo respuesta.

Tips

Para descartar fallas en el medidor y  lecturas erróneas la especialista  recomienda verificar el consumo en los días cercanos a la fecha de lectura de medidor  y contrastar esa  fecha con el tique de lectura que deja el personal de la distribuidora de electricidad.

“Tiene que fijarse (en el medidor)  cada vez que se acerque el día de lectura, casi siempre es  la misma fecha de cada mes, un día más o un día menos,  que vean su medidor y que  lo comparen con el papelito que les deja el lector, él está obligado a dejarle el papelito con la lectura”, precisa la especialista.

Debido al deslizamiento, la tarifa en córdobas sube 0.4% al mes.

De perderse el tique de lectura, Rodríguez recomienda verificar la observación que hizo el consumidor.

Si por alguna razón no tiene ese papelito, cuando llegue el recibo que verifique con la lectura que ellos (los clientes) anotaron (del medidor). Ahora es fácil leer los medidores porque salen los numeritos en la pantalla, así se dan cuenta si efectivamente les leyeron bien.

 Después de descartar estas posibilidades es razonable revisar el sistema eléctrico de la vivienda, pues puede existir “un deterioro en la instalación que altere la factura”, indicó Rodríguez.

¿Cómo lograr el ahorro y eficiencia?

Javier Mejía, oficial de energía del Centro Humboldt, coincide con Vásquez  y Rodríguez en señalar que conexiones defectuosas y equipos obsoletos inciden directamente en el consumo de energía en los hogares, por lo que para que un usuario pueda consumir 150 kilowatts hora al mes se requiere ser eficientes y racionales con el uso de la energía eléctrica.

Al respecto, Mejía recomienda dos elementos a tomar en cuenta: el primero procurar que los aparatos eléctricos que se tengan en casa no sean tan antiguos, debido a que con el correr del tiempo estos se vuelven menos eficientes.

“Lo otro es tratar de implementar procesos de ahorro en el hogar; por ejemplo, no tener aparatos encendidos sino se están usando, cambiar la iluminación (led o eficiente y procurar usar lo menos posible aparatos resistentes a la calefacción tal como el microondas y planchas”, sostuvo.