•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aquiles Sánchez, productor de la Isla de Ometepe y presidente de la Asociación de plataneros de Rivas (Aplari), aseguró que la caída del precio del plátano fue ocasionada por la crisis sociopolítica que afecta al país y por la ausencia de compradores de Honduras y El Salvador.

“Con el estallido de la crisis sociopolítica, hay menos dinero y menos compradoras, y esto ha causado que la fruta se aglomeré y baje de precio en los mercados de Managua, Jinotepe, Masaya, y Rivas”, indicó Sánchez.

Confirmó que el descenso inició a registrarse entre los productores a partir de junio, mes en el que los intermediarios comenzaron a reducir sus pedidos en las plantaciones, debido a la poca demanda que aún se registra en los diversos mercados. 

El productor bonaerense Donald Obregón refirió que entre los meses de diciembre y mayo, el plátano mantuvo buenos precios, debido a la escasez de la fruta que surgió a raíz del paso de la tormenta Nate en octubre del 2017.

Dijo que, en mayo, la unidad de plátanos de exportación alcanzó un precio de C$5 en su plantación y que ahora se está “entregando a C$3.20 al mercado hondureño y entre C$2.70 y C$2.80 en el mercado nacional”, reveló Obregón.

En otras plantaciones localizadas en el municipio de Rivas, la unidad de plátano se oferta a los intermediarios hasta en C$2.00, lo cual mantiene preocupados a pequeños productores como Julio Delgado.

De acuerdo con el productor, él entrega la fruta a comerciantes que abastecen los mercados de Diriamba, Jinotepe, Managua y Rivas, “pero el plátano se ha estancado porque en los puestos de venta no se mueve, como antes de la crisis que afecta al país”, detalló.

Dijo que el plátano de mayor tamaño que se produce en su plantación alcanzó un precio de C$4.00 entre los meses de marzo y mayo, y que actualmente lo vende a C$2.50.

A la espera de compradores

Aquiles Sánchez, presidente de Aplari, asegura que la expectativa del gremio de plataneros de Rivas es que la fruta recupera su valor a partir de septiembre con la llegada masiva de compradores hondureños y salvadoreños.

“Hasta ahora no se percibe ingreso de camiones de Honduras y El Salvador, pero en septiembre se espera que inicien a llegar a Rivas y la Isla de Ometepe, y adquieran buena parte de la producción de plátanos y esto ayudaría a descongestionar el mercado local y mejorar los precios, como ha sucedido en otros años”, indicó.

Sánchez, a la vez destacó que los plataneros también se han visto afectados en los últimos dos meses por la falta de crédito, lo cual, según sus palabras, impide dar un debido mantenimiento a sus plantaciones para producir frutas de calidad.

A la vez recalcó que los más afectados por la caída del precio del plátano son los productores de la Isla de Ometepe, donde la unidad, que antes se cotizaba en C$3.00, ahora se ofrece a C$1.50.

“Esto es histórico. Siempre en la Isla de Ometepe tenemos el precio más bajo, debido a que los intermediarios se quejan por el costo del transporte y el pago de impuestos municipales y la empresa portuaria”, concluyó Sánchez.