•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese a la crisis sociopolítica que enfrenta el país, lo cual provocó atraso en la entrega de pedidos y reducción en los niveles de producción, las empresas que fabrican prendas de vestir y otros textiles logran crecer en 1.51% en volumen y 5.15% en valor hasta julio de este año en comparación al mismo lapso de 2017, detallan las cifras de  importación de la Oficina de Textiles y Ropa (Otexa, siglas en inglés) de la Administración de Comercio Internacional en Estados Unidos.

En los primeros siete meses del año, el país percibió  US$886.26 millones superior a los US$842.83 millones que captó en el mismo período de 2017 a Estados Unidos, que compra más del 90% de la producción  nacional de textil bajo el régimen de zona franca.

En volumen, entre enero y julio, el país envió 319.17 millones de metros equivalentes de textil inferior a los 314.40 millones de metros equivalentes en el mismo lapso de 2017, detallan las estadísticas de Otexa.

Pese a ese crecimiento, Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección (Anitec), indica que no eran los niveles previstos para este año.

“Veníamos creciendo en volumen alrededor de un 5% y 6% , el crecimiento ahora es  del 1.5% y en  valor veníamos creciendo a un ritmo del 10 y 15% y ahora estamos creciendo del 5% ; realmente  las cifras denotan un esfuerzo continuar creciendo y  produciendo a pesar de todo lo que está pasando”, mencionó García.

Según estadísticas del Banco Central de Nicaragua hasta mayo de este año zona franca empleaba a 119,365 personas en 204 empresas. Archivo\END

Además aclaró que no existen intenciones de cierre de empresas,  solo el cambio de lugar de producción de contratos ya establecidos y ocurrió solamente por un mes, porque para ese tiempo no existían condiciones en el país.

“En junio  ciertas órdenes de trabajo que no se pudieron hacer en Nicaragua fueron trasladadas a Honduras y México para que se fabricaran, pero es el único caso  por el momento, después todo se está  produciendo de acuerdo a los planes que estaban establecidos”, aclara  García tras la publicación de un medio de comunicación hondureño donde funcionarios de ese país aseguraban que la producción de zona franca nicaragüense se estaba trasladando a ese país.

García también indicó que por el momento están suspendidos los proyectos de inversión  de unos US$40 millones que pretendían ejecutar este año, que consistía en ampliar las áreas de producción de empresas ya establecida y dice desconocer sobre las intenciones del retiro de contrato de marcas reconocidas.

Según estadísticas del Banco Central de Nicaragua hasta mayo de este año zona franca empleaba a 119,365 personas en 204 empresas, a pesar García resaltó que no han ocurrido despidos masivos en este sector, las cifras oficiales detallan que entre abril y mayo se han reducido en 696 personas, los datos de junio de esta actividad están en cero.

En abril el sector de zona franca empleaba a 119,804 personas  superior a los 119,108 trabajadores que registraron en mayo.

Afectaciones de la crisis

Los niveles de producción de zona franca fueron afectados por los tranques que no permitían que todos los trabajadores  llegaran a sus centros de trabajo, en junio algunas empresas ubicadas en el parque industrial Astro Cartón, en el km 47 ½ carretera Tipitapa-Masaya, un grupo de encapuchados exigieron a los obreros suspender labores.

En los municipios de Masaya, Masatepe, Niquinohomo y Tipitapa  suspendieron operaciones o redujeron los horarios de trabajo en los días donde los enfrentamientos eran más tensos.

Además que los contenedores no llegaban en horario establecido a los puertos para el envío principalmente a los Estados Unidos, hasta el momento Anitec no tiene estimaciones de las pérdidas económicas que le ha dejado la situación del país.

Producción total

En 2017, las exportaciones de zona franca alcanzaron US$2,638.1 millones, cifra superior en 1.0% a lo exportado en 2016. Según el Banco Central de Nicaragua, este desempeño fue impulsado principalmente por las exportaciones de textiles (US$1,524.0 millones) y tabaco (US$201.9 millones), las que en conjunto crecieron 4.5% y representaron 65.4% del total exportado bajo ese régimen.