•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Miles de manifestantes, en su mayoría educadores, trabajadores del sector salud y del Instituto Costarricense de Electricidad, caminaron ayer por la Avenida Segunda en San José para mostrar su rechazo a la reforma tributaria.    

El presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), Gilberto Cascante, dijo a Acan-Efe que la marcha de ayer fue solo de trabajadores de la capital y que para el próximo miércoles está prevista una mayor, con participación de personas de todo el país, por lo que pidió al presidente costarricense, Carlos Alvarado, atender a los gremios.

“Ha ido una marcha maravillosa, no vamos a desistir hasta que Carlos Alvarado nos dé hora y fecha para hablar. Le dimos un proyecto con 38 reformas y no las tomó en cuenta. Le pedimos que deje de defender a los ricos de este país y piense en la clase trabajadora”, expresó Cascante.Los grupos sindicales rechazan la reforma tributaria, ya que consideran que afectará en mayor medida a las clases medias y bajas, y particularmente a los trabajadores estatales, pues la iniciativa contiene reducciones de salarios. EFE/ ENDEn los centros educativos se ha registrado ausentismo de educadores, pero aún no se cuantifica oficialmente la totalidad de la afectación de la huelga. 

Un reporte del Ministerio de Educación, que abarca el 9 % de los centros educativos, indica que el 67% de funcionarios está ausente, mientras que los grupos sindicales afirman que un 80% del total participan en la huelga.

La otra afectación importante se ha presentado en el sector salud y aunque no hay cifras oficiales precisas, los principales hospitales del país trabajan “con relativa normalidad”, dijo el presidente de la Caja Costarricense del Seguro Social, Román Macaya.

El funcionario sí reconoció que ha habido afectación en las áreas de enfermería, lavandería y en algunas citas y cirugías que estaban programadas.

“El movimiento no ha tenido un impacto mayor en los servicios públicos que da el Gobierno, no hay una mayoritaria afectación. Hemos intentado mantener la normalidad en la mayoría de los servicios”, destacó Alvarado.El presidente Carlos Alvarado afirmó en una conferencia de prensa que excluyendo el personal de educación y salud, solo el 6% de los trabajadores se sumó a la huelga. EFE/ENDReiteró que el paro es “improcedente” e “ilegal” y que las puertas del Gobierno están abiertas para el diálogo, aunque advirtió que la reforma fiscal es una prioridad para su gobierno.

La polémica reforma fiscal llamada Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, tiene como principal iniciativa la conversión del impuesto de ventas del 13% a un impuesto al valor agregado (IVA), con la misma tasa, pero que aumentará la cantidad de productos y servicios por gravar.

La iniciativa tiene tasas diferenciadas del 4% para la educación y salud privadas, y del 2% para productos de la canasta básica.