•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) registró ayer un ascenso del 2.53% y cerró en US$69.25 dólares el barril ante el temor de que el huracán Florence, que se acerca a la costa este de EE.UU., lleve a un descenso en la producción del petróleo.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en octubre subieron US$1.71 respecto a la sesión anterior.

Los analistas apuntaron que el precio del "oro negro" se vio afectado por el huracán Florence, que arrastra vientos máximos sostenidos de 215 km/h y que ha llevado a las autoridades del país a emitir una advertencia de marejada ciclónica en las costas de Carolina del Sur y Carolina del Norte y Virginia.

Esto significa que "existe la posibilidad de inundaciones que amenacen la vida" debido a un aumento del nivel del mar "moviéndose tierra adentro" en las próximas 48 horas, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) del país.

Los expertos del NHC prevén que Florence se intensifique más en y se mantenga como un huracán "extremadamente peligroso" hasta el jueves, por lo que los analistas de mercado temen que la tormenta pueda reducir la producción de crudo de EE.UU.

También impulsó el precio del crudo el temor de que las exportaciones de petróleo de Irán desciendan al acercarse la fecha de la implementación de sanciones sobre el país árabe por parte de Washington, que afectarán a los productos petrolíferos.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en octubre subieron cinco centavos y quedaron en US$2.01 el galón, mientras los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, avanzaron dos centavos y cerraron en US$2.82 por cada mil pies cúbicos.