•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En 2017 el servicio de transporte  en Centroamérica alcanzó los US$7,943.2 millones por el traslado de mercancías, “manteniéndose así como el segundo sector en importancia dentro del sector servicios para la región”, de acuerdo con un documento del Centro de Estudios para la Integración Económica de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca).

El documento resalta que el sector transporte está estrechamente relacionado con la economía  de  bienes y servicios y movilización de pasajeros, pues “cualquier otra actividad productiva, sin la función del sistema de transporte no se puede dar el bien económico, ya que la infraestructura se convierte en un factor de producción y la movilidad en un determinante del costo y del mercado”. 

Las exportaciones totales del sector servicios en Centroamérica en la década comprendida entre 2007 y 2017 reflejaron un comportamiento ascendente. Pues en 2007 estas alcanzaron a US$14,127 millones y casi se duplicarse en 2017 al alcanzar US$32,889 millones, según explica el informe.

Importacines 

Por su parte, las importaciones del servicio de transporte totalizaron US$6,763 millones,  lo que da lugar a una situación superavitaria en la balanza de pagos de esta clase de servicios.  “Representaron el 40.4% de las importaciones totales de servicios para la región centroamericana, mostrando así, una importante variación del 6.9% respecto al año anterior. En el saldo en la balanza comercial de los servicios de transporte en Centroamérica, se ha presentado superávit a partir del 2013, alcanzando en 2017 un monto de US$1,180 millones”, destaca el documento.

PIB

En la región, el sector transporte representa  alrededor del 5% y 5.3% del producto interno bruto (PIB), de acuerdo con la Sieca, este ha permanecido relativamente constante en los últimos años, y a lo interno de los países difiere el peso dentro de la economía. 

“Este sector ha mostrado un comportamiento constante en su participación en el PIB total de la región centroamericana, con un valor que ha oscilado entre el 5.0 % y el 5.3% respecto al total, para el período de 2007- 2016”.

En 2016, las participaciones del  sector fueron de 2.3% y 3.9% en Nicaragua y Honduras respectivamente, mientras que en Panamá la participación fue del 9.1%. Costa Rica, Guatemala y El Salvador tienen una participación igualitaria de 4%, cada uno.

Costos

De acuerdo al estudio, los retrasos en el despacho aduanero – como el que experimenta Nicaragua en el último mes, provocan incrementos en los costos de transporte, que van desde el 4% hasta el 12%.

 “Los retrasos en el despacho aduanero aumentan los costos de transporte entre el 4% y el 12%, también señala que si se doblara el número de pasos de fronteras se disminuirían estos costos en un 6%, al ampliarse el acceso directo terrestre”, expone la Sieca.

 Según el documento, los incrementos en el transporte elevarían los costos de producción local, en el caso de la importación de bienes intermedios. 

Al mismo tiempo, en el caso de las  exportaciones, los aumentos del transporte generan “una menor tasa de ahorro, caída de la exportación de servicios, limitación del acceso a la tecnología y el conocimiento y un descenso de la tasa de empleo”, expone.

El transporte más común en la región  es el terrestre.  A pesar de tener altos costos, del total de gastos logísticos, el transporte representa entre el 30% y 35%.  El documento identifica cinco elementos que los alteran: dificultad en acceso al crédito, altos precios y consumo del combustible, altos costos de seguridad, largos tiempos de viaje y  problemas de viajes de retorno vacíos (backhauls).