•   Antigua, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El director del Instituto Guatemalteco de Turismo, Jorge Mario Chajón, manifestó ayer que Iberoamérica debe hacer “sinergia” del turismo sostenible para el desarrollo durante la I Conferencia Iberoamericana de Ministros de Economía y Turismo.

En su ponencia frente a las autoridades de los países de la región reunidos en la ciudad colonial de Antigua, al centro del país centroamericano, Chajón expuso que el turismo es “el motor económico que conduce a la prosperidad y el desarrollo”, por lo que enfatizó la necesidad de unirse en torno a ello, como países iberoamericanos.

Además, agradeció el “trabajo conjunto” de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) y el Ministerio de Economía a nivel general y con énfasis en el desarrollo turístico.

Sostuvo que la reunión llevada a cabo este miércoles “es histórica” porque “por primera vez Iberoamérica unida retoma al turismo entre sus demandas”.

Chajón analizó el crecimiento que ha tenido el sector, que se encuentra entre las tazas más grandes de la actualidad, con un 7% en 2017 en relación al año anterior, mientras que en Guatemala ascendió un 8.3%.

El turismo le ha significado a Guatemala un 2.7% del empleo directo -unas 465.000 plazas en total- y un rédito de más de 1.200 millones de dólares en este país que cuenta con una “tradición” de más de 3.500 años, tomando en cuenta el patrimonio maya y la “riqueza” de las 22 etnias mayas, garífunas y xincas.

El director de Turismo se comprometió ante las autoridades a realizar un “turismo que proteja el patrimonio cultural, que proteja a las comunidades, a las mujeres y los jóvenes, para impulsar el desarrollo y evitar la migración a los Estados Unidos”.

Es, concluyó, una alternativa que “viabiliza la protección del ambiente” así como “el impulso de la paz en Guatemala”.

El turismo internacional superó las expectativas de crecimiento en 2017, con 1.322 millones de viajeros en todo el mundo, lo que supone un aumento del 7 por ciento respecto a 2016 (el más alto en siete años), y seguirá creciendo en 2018, aunque a un ritmo más sostenible, entre un 4 % y un 5 %, según prevé la OMT.