•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De 2012 a  julio 2018 Nicaragua solo produjo nueve patentes, la cifra más baja de América Latina durante este periodo,  la mayor cantidad de patentes de tiempo la produjo Brasil al  registrar 3,185, seguida por México con 2,251, según el estudio, “Barreras y puentes para  la innovación en América Latina”, del Incae. 

Costa Rica es el sexto país con la mayor cantidad de patentes registradas. Entre 2012 y  julio 2018 en Latinoamérica, y el primero de Centroamérica con una producción de 177 patentes. De la región centroamericana, Panamá es el segundo con mayor cantidad de patentes con 56, seguido por Guatemala y El Salvador con 20 y 10, respectivamente. El vecino del norte, Honduras, logró producir 11 patentes en el periodo analizado.

“En última instancia, la prosperidad de las naciones depende de su capacidad para innovar, de introducir nuevos productos y servicios al mercado, y de hacerlo en forma cada vez más eficiente. Y América Latina no es una región innovadora y si se quieren solucionar los problemas sociales, económicos y ambientales que sufre nuestra región, se debe aprender a innovar”, afirma el Dr. Niels Ketelhöhn, autor del reporte de Incae Business School, en una nota de prensa de la institución.

 Ketelhöhn expone que en la región existen barreras para  patentar creaciones. En el reporte señala seis principales: financiamiento; desconocimiento del proceso para inscribir patentes internacionales; separación entre ciencia y tecnología; debilidad en el sistema de protección de la propiedad intelectual; no hay incentivos para innovar; y escasez de la infraestructura básica.

Barreras

 “El problema de Latinoamérica no es la falta de talento, sino que sus innovadores enfrentan una cantidad de obstáculos que en otros países no tienen. En muchos casos, el mismo inventor, con la misma idea, ha sido exitoso en EE. UU. después de fracasar en América Latina”, comenta Ketelhöhn. “La buena noticia es que la producción de patentes en América Latina se ha acelerado, en general, más intensamente que en otras regiones del mundo. Brasil y Chile lideran esta aceleración”.

El estudio indica que la colaboración internacional entre inventores latinoamericanos y extranjeros es crucial para superar las barreras descritas. Asimismo,  vincularse laboralmente a empresas multinacionales y centros de investigación son de gran apoyo para los inventores. 

También recomienda a los gobiernos de la región establecer incentivos al inventor y promover junto a las universidades, intercambios científicos y becas de estudios avanzados en el extranjero. 

El documento es resultado de una investigación de Incae Business School que utiliza datos de más de 17,000 patentes adjudicadas a inventores de la región e información recolectada a través de entrevistas a 49 inventores latinoamericanos. 

“En general, nosotros consideramos innovadoras a las empresas que más rápidamente adoptan tecnologías de otros países, no a empresas que desarrollan sus propias tecnologías”, manifestó el autor del estudio.