• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En los primeros cien días de crisis, el sector turismo perdió la mitad de plazas laborales; es decir, alrededor de 60,000 personas se quedaron sin empleo.

De no llegar a una salida “verdadera”, otros 16,000 empleados se ven amenazados con el despido porque ahora laboran de forma parcial. El 83% de las empresas del sector han reducido sus operaciones en al menos 30%.

Fiestas patrias no levantan turismo interno

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), explicó que esos 16,000 colaboradores no están en empleo pleno, pero mantienen sus trabajos por negociación con sus patronales, que han reducido salarios y horarios de trabajo y les han enviado a vacaciones, con la esperanza de volver a tener empleo pleno en el futuro.

Previo a la crisis, el turismo generaba unos 120,000 empleos y el personal era capacitado para mejorar la calidad de la atención; la apuesta era aumentar el gasto de los turistas y captar a visitantes más exigentes y con más poder adquisitivo.

Sin embargo, la crisis sociopolítica también ha provocado que esa mano de obra calificada se haya fugado del país, principalmente hacia Costa Rica, donde se desempeñan como guías turísticos, según fuentes del sector.

Los que sobreviven

El 87% de los operadores del turismo se declaran en “activo de supervivencia”, porque trabajan en los niveles mínimos por la ausencia de turistas extranjeros que este año se reducirá en 600,000, si no se resuelve la situación de seguridad.

Valenti dijo que solo hoteles y restaurantes están sobreviviendo con el turismo nacional, pero las operadoras de turismo, las agencias de viajes, las rentadoras de autos y otros sectores, que depende casi en su totalidad del turista extranjero, están paralizados y difícilmente podrán aguantar más tiempo.

Cruceristas en San Juan del Sur merman gasto

Entre abril y julio, la llegada de turistas cayó en 61%, en especial los procedentes de Norteamérica, el segundo mercado más importante para Nicaragua antes del 18 de abril pasado, solo superado por el de Centroamérica que durante el año 2017 mostró un crecimiento importante.

Esa reducción también afectó a la región centroamericana, porque Nicaragua está en la oferta multidestinos que forman todos los países de Centroamérica y que está enfocada en captar a los turistas europeos, cuyo peso venía mejorando. Por eso, Iberia había planeado iniciar un vuelo directo entre Managua y Madrid, a partir del 1 de octubre, pero fue suspendido por la crisis.

El retroceso

La crisis ha llevado al sector turismo a cifras de hace 3 y 5 años, poniendo en dificultad el trabajo que se realizó durante 28 años, lamentó Valenti al presentar el informe “Estado de las empresas por el impacto de la crisis en la industria turística”, basado en una encuesta a 190 empresas de 29 municipios del país en los primeros cien días de protestas.

“Esta crisis nos lleva a 2015, nos va tomar de 3 a 4 años para recuperarnos; incluso lo podemos reducir si buscamos una salida a la crisis, si hay un apoyo financiero, pudiéramos reducir eso, pero está por verse, porque para poder hacer esa recuperación hay que cumplir con las garantías mínimas de seguridad”, destacó Valenti.

Intur desea reactivar el turismo, pero la crisis persiste

Canatur estima que las pérdidas económicas serán de US$400 millones si se comparan con lo generado el año pasado, y respecto a las proyecciones para este año la merma en generación asciende a US$500 millones.

Recuperar la confianza del turista, es una tarea que no se gana solo con campañas, sino con la “verdadera seguridad” que pueda generar un país desde la democracia, gobernabilidad y seguridad ciudadana. “Normalidad, para nosotros, significa que el turismo internacional regrese a Nicaragua, y no está regresando; se mantienen las alertas de viaje en los principales mercados, los mayorista todavía no vuelven, el producto nicaragüense no está en sus catálogos, las líneas aéreas no han vuelto a la normalidad”, resaltó Valenti.

Además, el informe señala que el 91% de las empresas consideran “indispensable” la superación de la crisis, que va desde la desaparición de los paramilitares, cese de operaciones policiales de potencial violento y acuerdo nacional serio para construir una verdadera estabilidad.

Apenas 10% de turoperadoras nicas están funcionando

Mientras eso no ocurra, la posibilidad de alcanzar el primer billón de dólares y la visita de dos millones de visitantes entre turistas y excursionistas se aleja cada vez más, apuntaron los representantes del turismo.

Empresarios alarmados

René Hauser, presidente de la Asociación de Restauranteros de Managua, estima que cerrarán el año con el 35% menos de las ventas alcanzadas en períodos normales, porque la falta de seguridad y la ausencia de turistas ha obligado a los negocios a reducir los horarios de atención y limitar las ofertas.

El representante gremial señaló que el 40% de los restaurantes cerraron, pero el resto aún opera y lo hace con menos del 50% del personal. A la vez, resintió que el cobro de energía eléctrica esté saliendo por encima del gasto real de estos establecimientos.

Créditos en el turismo

El informe de Canatur revela que unos US$12.61 millones están colocados en crédito en el sector turismo, y pese a las limitantes que enfrenta el sector, el 70% de las empresas ha cumplido con los compromisos crediticios. Sin embargo, 29% está en mora y 1% perdió el control de la deuda.

Cuenta corriente de la balanza de pagos alcanza superávit de US$27.6 millones

El 62.3% de las empresas ha perdido más de US$10,000; el 19.7% dejó de percibir entre US$5,000 y US$10,000, mientras el 17.6% perdió menos de US$ 5,000.

El turismo generaba unos 120,000 empleos y el personal era capacitado para mejorar la calidad de la atención; la apuesta era aumentar el gasto de los turistas y captar a visitantes más exigentes y con más poder adquisitivo.

Para hacerle frente a esa situación, Canatur estima que necesitarán un fondo de emergencia de unos US$10 millones, con el fin de restaurar la oferta de los establecimientos de sus agremiados, y un millón de dólares más para relanzar a Nicaragua como un destino atractivo.

“Si los US$5 millones presupuestados por el Estado para marketing se usaran de forma eficiente, tendríamos resultados de mayor impacto", comentó Valenti.

Vuelos aéreos semanales bajan de 150 a 70

El precio de los pasajes aéreos sigue subiendo por la caída de la demanda de vuelos hacia Nicaragua. Según el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Nicaragua (Avinic), Carlos Schutze, los pasajes hacia Costa Rica y Miami han alcanzado incrementos de hasta el 200% en precio.

​​Copa Airlines realiza ajustes de itinerarios de vuelos en Nicaragua

“Las líneas aéreas han reducido en más de 55% sus frecuencias y otras se retiraron, como Volaris, o no lograron venir como Iberia. El flujo aéreo era de 180 vuelos semanales y cayó a 70 o menos; y hay vuelos que no vienen llenos”, detalló Schutze.

Las líneas aéreas redujeron sus frecuencias de vuelo.

Los turistas que están entrando, en su mayoría son los que vienen por negocio y nacionales en el extranjero que vienen a visitar familiares.
En cuanto a la compra de boletos para salir del país, se ha mantenido la caída del 25 % desde junio, aseguró Schutze.